Uno de los barrios más de moda por su ambiente y su gastronomía se está preparando para disfrutar de un final de noviembre y principios de diciembre muy sabroso: llega a la capital la I Ruta de Tapas a Fuego Lento con elaboraciones muy delicadas y cocinadas muy poquito a poco para degustar todos sus ingredientes en una perfecta fusión de sabores.

Del 22 de noviembre al 4 de diciembre la calle Ponzano abrirá sus más de 16 establecimientos a todo aquel que quiera disfrutar de unas tapas sabrosas y confeccionadas a fuego lento, muy lento, y por un precio más llamativo todavía que estas propias elaboraciones, de los 2’80€ a la redonda cifra de 5€.

Esta I Ruta de Tapas a Fuego Lento es una iniciativa de Crock-Pot & Oster y ha sido pensada con la idea de cocinar platos muy en relación con la climatología que tenemos, o deberíamos tener, en esta época del año.

Aunque la mayor peculiaridad de esta convocatoria es que todas las tapas han sido elaboradas bajo la técnica slow cooking, con la firme intención de diferenciar cada sabor cuando esté en perfecta fusión y armonía en nuestro paladar.

Así conseguiremos recuperar los sabores, olores y texturas de la comida tradicional de nuestro país, con un guiño a las versiones más vanguardistas, gaditanas, sofisticadas y de mercado.