Agosto normalmente suele ser sinónimo de escapar de las grandes ciudades, como Barcelona. Para los que no huyen despavoridos del calor (y para los que llegan con ganas de probar la ciudad condal), estos son nuestros restaurantes favoritos de Barcelona que abren en agosto.

Xemei

Este local de cocina veneciana vintage y algo caótico es regentado por los hermanos Colombo: Max y Stefano. Ubicado al pie de Montjüic, Xemei ofrece la que seguramente sea la mejor pasta de la ciudad, y ya es decir. Pescados venecianos, la mejor burrata y pasta fresca todos los días han llevado a los Colombo, con su personalidad moderna y llenos de tatuajes, hasta lo más alto. Su plato con jamón, melón y ventresca te quitará el hipo.

Petit Bangkok

El boca a boca y la calidad de sus currys ha conseguido que Petit Bangkok tenga ya una legión de fans. Cocina tailandesa tradicional y sencilla que con probar una cucharada hará que vuelvas cada semana. Te recomendamos cualquiera de sus currys, las sopas o el Pad Thai, aunque su carta es muy extensa y podrás probar todo tipo de platos.

Espacio Uma

La moda de ofrecer experiencias a sus comensales pasó, como pasó en los 80 el cóctel de gambas. Sin embargo, Uma ha hecho de la experiencia sorprendente un hábito. Su chef, Iker Erauzkin, diseña todos los días un menú sorpresa de dos horas y media que comienza y acaba a la vez para todos los clientes. Cocina creativa al máximo exponente con la ayuda de Anna Yébenes y su estupenda selección de vinos. Por algo es uno de nuestros restaurantes favoritos de Barcelona, que además abre en agosto.

Nairod

Cocciones largas, platos de cuchara, mucho producto de temporada y caza. David Rustarazo toma la influencia de Coure, su escuela y trampolín, para abrir Nairod. Un restaurante con todo lo tradicional de la gastronomía catalana pero con el chef kiss de Rustarazo. Una carta cambiante, de apenas veinte platos, que mantiene la esencia de los recetarios tradicionales.

Cocina Hermanos Torres

Los hermanos Sergio y Javier Torres son los chefs más televisivos del panorama. Sea cual sea su proyecto siempre dan en el clavo. Tanto en el Hotel Meliá como en su restaurante Les Corts han conseguido enamorar con su cocina llena de guiños a su infancia. Este restaurante ha conseguido dos estrellas Michelin y dejarnos en la boca el sabor de su niñez, de sus viajes y de sus influencias en la cocina.

Para el futuro puedes consultar nuestra Guía Tapas 2021 y estar al día de todos los indispensables gastronómicos de la ciudad condal.

Deja un comentario