No hay nada más bonito que estar frente al mar y es que si además a estas vistas se le suma la buena gastronomía, una cerveza fresquita o una copa de vino que nos haga olvidarnos de cualquier estrés, no podríamos pensar en un mejor plan. Aquí te contamos nuestros restaurantes favoritos con vistas al mar.

País Vasco

Mirador de Ulía 

Ubicado en uno de los puntos más altos de San Sebastián. Desde este lugar no solo se ve el mar, sino que también toda la ciudad. Rubén y Mari Carmen Trincado son los encargados de esta experiencia gastronómica donde utilizan la cocina como vehículo de cultura. Su menú se basa en producto de temporada por lo que cambia constantemente. Siempre será una sorpresa estar aquí. Quien visite este maravilloso restaurante y mirador podrá elegir entre un menú de gustación o su variada carta. 

Mirador de Ulía

Akelarre

El famoso Chef Pedro Subijana es quien se encarga de dirigir este restaurante. Aquí se cuida la gastronomía con una visión mucho más cultural, de ocio, de negocio y de talento. Combina la historia recorrida en 50 años de existencia con la vanguardia de sus fórmulas magistrales usando los mejores ingredientes y logra un equilibrio entre las dos cosas. En sus dos menús se pueden probar platos como el gin tonic la royal de pichón con morokil, el pulpo mimético o la leche de oveja. En este mágico lugar se puede comer o simplemente tomar maravillosos cocteles. Cuenta con una extensa oferta gastronómica y un hotel con 22 habitaciones. 

Terraza de Akelarre

Comunitat Valenciana

La Sucursal

Ubicado en el Velez Events, en pleno paseo marítimo valenciano y con las mejores vistas, La Sucursal encierra y cuida su cocina basada en producto local y de temporada. Se inspira en una cocina creativa, de mercado siéndole fiel al recetario tradicional valenciano con un toque de vanguardia. Su experiencia gastronómica gira en torno a dos menús a los que llaman “Travesía” y “Secuencia de mar”, el primero es más largo que el segundo pero siempre conservando su esencia valenciana, respetando el producto y exaltando sus cualidades. Al terminar la experiencia, La Sucursal cuenta con una terraza donde tomar un café o una copa de vino viendo un atardecer valenciano. 

La Sucursal

La Perla de Jávea. 

Este clásico restaurante se sitúa en el paseo marítimo de Jávea y casi que podrías tocar la arena con los pies. El secreto de éxito está en su sencillez y lealtad con su historia que salta a la vista en cada plato y cada bocado. Un negocio familiar con mucha alma que invita a cada uno de sus comensales a disfrutar de sus mejores arroces y fideuàs. Como si fuera poco, le ponen mucho mimo a los productos del mar como clòtxiñas al vino blanco, bonito semicurado en escabeche y su famoso rodaballo a la brasa. Y para los amantes del vino, este lugar ofrece hasta 125 diferentes referencias de las cuales tendrás que pedir unas cuantas para probar un poco de todo. 

La Perla de Jávea

Islas Canarias

El rincón de Juan Carlos 

En el 2016 los hermanos Padrón recibieron su primera y muy merecida estrella Michelín y recientemente se han trasladado al espectacular hotel Royal Hideaway Corales, una obra del gran arquitecto canario Leonardo Omar. A pesar del cambio su cocina sigue manteniendo su esencia y cada vez sorprendiendo más. Sus platos se caracterizan por la pasión por el producto. La creatividad es pan de cada día en este lugar por lo que recomendamos dejarse sorprender con su menú de degustación. Un ambiente sofisticado donde descubrir nuevos sabores y sensaciones estando frente al mar con una de las mejores vistas de Tenerife. 

El Rincón de Juan Carlos.

Bésame mucho

Con vistas a la isla de Gomera se encuentra este templo de los arroces y mariscos donde el idioma universal es el beso. Un idílico lugar con una decoración que bien se merece una fotografía, así como las vistas, pero más aun sus platos que son los que realmente enamoran. No te puedes ir de este lugar sin probar sus arroces y pescados hechos a la brasa. Como entrante recomendamos las lapas gratinadas, rejo de pulpo sobre escacho de papas, tartar de atún y sus ceviches. El emblemático Monkey Beach es el lugar que acoge a Bésame Mucho y es aquí donde se produce la magia viendo los mejores atardeceres con una carta que rinde homenaje al producto local.

Bésame Mucho.

Sal Marina

Ubicado en Lanzarote. Sal marina tiene varios locales alrededor de la isla, pero este, definitivamente, es uno de nuestros favoritos. Está en primera línea de playa por lo que no te extrañes si te apetece bañarte antes o después de disfrutar sus platos. Aquí los productos frescos, pescado local y los arroces son los infaltables. Además, en cada rincón de Sal Marina te encontrarás con detalles inspirados en el arte de César Manrique, pintor, escultor y artista lanzaroteño. 

Sal Marina

Andalucía

Restaurante Antonio

Lo mejor del mar en primera línea de playa. Un clásico de Cádiz donde el atún rojo de almadraba se convierte en el centro atención de este lugar. No has probado las infinitas formas de preparar este maravilloso producto hasta que llegas al Restaurante Antonio. Cortes en crudos, mojama, a la plancha o en los guisos más arraigados de atún rojo es lo que encontrarás aquí. Los entrantes son de un gran disfrute, así como el servicio y cuenta con una bodega notable.

Restaurante Antonio

Los Marinos José

Este lugar es, sin duda, uno de los templos del pescado y del marisco a nivel nacional. Aquí nunca vas a encontrar el mismo menú, sino que las sorpresas abundan. Giran en torno a un concepto de pesca del día, es decir que según resulte la pesca de la noche anterior, es lo que ofrecerán durante el día. Tienen un talento especial en cuanto a las frituras y a la plancha. Y la bodega de Los Marinos José merece que le dediques muchos minutos de relajación y cata ya que es extensa y muy variada. En su terraza podrás disfrutar del mar mientras saboreas sus platos. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta