¡No quiero cocinar!

Cuando el cansancio recorre el cuerpo, en ocasiones, no apetece ni siquiera cocinar. Para esos días que llegas del trabajo sin fuerzas, te falta de (casi) todo en la nevera, para cualquier “after-party” o porque quieres darte un caprichito. Estos bocados rápidos son ideales (para pedir a casa o para preparar tu mismo).

Levaduramadre

El bocadillo de salmón de este obrador es uno de los más sencillos y de los que más rápido te sacan de un apuro. Elige un pan de espelta o de centeno, por ejemplo, úntale queso Philadelphia y añade espinacas, pimientos rojos asados y unas lonchas de salmón ahumado. ¡Et voilá!

¡No quiero cocinar!

Bacira

Es uno de los bocadillos más vistosos, jugosos y ricos de este local. Su interior está relleno de costilla de cerdo glaseada con mandarina y hierbas. Toda una delicia, aunque lo más sencillo es que te acerques a probarlo.

¡No quiero cocinar!

Midtown

Sabemos que no es un bocadillo, pero también nos gusta darnos homenajes. La hamburguesa premium de buey de este local te traslada directamente a los Estados Unidos. Para hacerla en casa, muy sencillo, sólo necesitas una buena carne para la hamburguesa, un pan jugoso y todos los ingredientes que te apetezca añadirle.

¡No quiero cocinar!

Bellako

Porque también los hay amantes del kebab, olvídate de pedirlos a casa. Por muy poco te puedes preparar un kebab gourmet como éste. Compra pan de pita, rúcula, queso feta, la carne que más te guste y añádele cebolla picada en juliana y un poquito de tomate en dados. La salsa para acompañar, por supuesto, la de yogur.

[td_smart_list_end]