Es jueves por la tarde y has quedado con unos amigos que hace tiempo que no ves para un afterwork en una terraza. Te quedas pensando qué te apetece beber. Tus ojos repasan la carta de arriba abajo y, de repente, ahí está el Cóctel Margarita. A tu cabeza viene la imagen de esa copa icónica con el borde impregnado en sal y que contiene esa irresistible mezcla de tequila, triple seco y zumo de lima. Tus papilas empiezan a salivar sólo de recordar la sensación de frescor que supone el primer trago de un Margarita junto a esa explosión gustativa resultante de la mezcla entre el ácido de la lima, la sal y el inconfundible punto ahumado pero frutal que aporta el agave cocido del tequila a este cóctel que Google avala como el más buscado y consumido a nivel internacional. De hecho, en uno de sus últimos estudios, realizado en 115 países, el Margarita se corona como el cóctel más buscado con una media de 546.280 búsquedas mensuales en todo el mundo, muy por encima incluso del Mojito y del Pornstar Martini.

Es sábado por la noche. Hoy te toca a ti recibir en casa y quieres que todo resulte perfecto para tus invitados. Has pedido comida mexicana pero te has guardado un as en la manga para dejarles estupefactos nada más llegar: un buen Cóctel Margarita. Por la mañana te has encargado de conseguir todos los ingredientes y ya estás listo para ponerte manos a la obra: las copas con los bordes humedecidos en zumo de lima e impregnados de sal. En la coctelera ya están los cubitos de hielo, el tequila Jose Cuervo Silver, el licor triple seco, el zumo de lima y el sirope de agave. Llaman al telefonillo y mientras suben te pones a agitar la coctelera con efusividad. Antes de que suene el timbre, ya estás vertiendo los Margaritas en sus copas. Gracias a dios es una receta sencilla con la que siempre triunfas y hoy no ha sido una excepción.

Tú, como cada vez más españoles, te declaras fan incondicional del Margarita, un cóctel que apetece a cualquier hora y en cualquier momento del año y que por algo se cuenta entre los más consumidos en todo el mundo. De hecho, ahora está protagonizando una tendencia imparable de crecimiento en España y a nivel internacional hasta el punto de que durante el confinamiento las búsquedas en internet sobre el cóctel Margarita aumentaron exponencialmente. Y, lo mejor, es que siempre se puede innovar sobre la receta clásica que se cuenta que inspiró Rita Hayworth –cuyo nombre de pila era Margarita Cansino– jugando con otros ingredientes como fresas, mango o hierbabuena, por ejemplo.

Lo más importante sin duda es que el tequila sea de la calidad adecuada. Y, sin duda, el Jose Cuervo Tradicional Silver, elaborado con 100% agave azul, es la base ideal del Margarita perfecto con su aspecto cristalino claro, su delicado bouquet con aromas de madreselva y pimienta blanca y sus notas cítricas. Y es que, si hay un nombre que en todo el mundo se asocia con el universo del tequila, ese es el de José Cuervo. Referente del espíritu mexicano por excelencia, Jose Cuervo es un tequila auténtico y muy popular tanto en México como a nivel internacional. Con más de dos siglos de historia, su origen se debe a José Antonio Cuervo, quien empezó a producirlo en la Destilería La Rojeña (Tequila, Jalisco) en 1758, la más antigua de México y el mismo lugar donde hoy en día se sigue embotellando y exportando a todo el mundo para hacer millones de Margaritas como los tuyos. O quizá no tan buenos…

Deja un comentario

Cancelar la respuesta