Un Madrid ‘a la última’

Chamberí está de moda. Un siglo más. Porque este carismático distrito de Madrid lleva décadas citando a vecinos y visitantes de todo tipo y condición. Además de ser una de las zonas más solicitadas para vivir, sus calles plantean infinidad de propuestas para disfrutar, desde cines y salas de exposiciones hasta, por supuesto, algunos de los bares y restaurantes más populares de la ciudad. Además, al tratarse de uno de enclaves más castizos de la capital, no es difícil encontrar restaurantes de innovadora carta y estética conviviendo en armonía con casas de comidas tradicionales, que lejos de competir, plantean el contrapunto perfecto. De hecho, a falta de una ‘calle estrella’, Chamberí tiene dos: Almagro y, especialmente, Ponzano. Ambas son de esas vías en las que afloran los nuevos negocios hosteleros como las setas en otoño. Bares, restaurantes y locales de copas citan allí a clientes de diversas generaciones, cada cual con sus locales favoritos, pero todos de acuerdo en que Chamberí es el barrio en el que quieren disfrutar. Lúa (Paseo De Eduardo Dato, 5), El Mentidero de la Villa (Almagro, 20), Las tortillas de Gabino (Rafael Calvo, 20), 99 Sushi Bar (Ponzano, 99) o el recién llegado Coque (Marqués de Riscal, 11) son una muestra mínima de la extensa oferta de este animado distrito.

Mario Sandoval

Era una de las aperturas más esperadas de otoño: Mario Sandoval desembarcaba en Madrid junto a sus hermanos dispuestos a hacer del nuevo Coque uno de los locales de referencia de la ‘beautiful people’ de la ciudad. 1.100 metros cuadrados en dos plantas en la calle Marqués de Riscal sirven de escenario para esta nueva propuesta de los Sandoval, que ha revalidado las dos estrellas Michelin. “En nuestros oídos retumbaba una petición unánime de los clientes: tenéis que venir a Madrid”, han comentado los hermanos.

Un Madrid ‘a la última’

No hay mejor sábado o domingo (o fiesta de guardar) que el que disfrutamos con amigos apurando desde la mañana hasta caer la noche. Paseos, compras, cine, exposiciones… y por supuesto, un agradable y reparador almuerzo. Poner rumbo a las calles de Ponzano, Santa Engracia o Almagro nos aseguran una completa selección de restaurantes para satisfacer todos los gustos.

ZALACAÍN.

Ha renovado su sala para no perder el paso de la nueva generación, y para asegurarse de que los seduce, la cocina apenas ha tocado sus platos, incluidas las imprescindibles patatas ‘souffle’. En Álvarez de Baena, 4 (restaurantezalacain.com).

Un Madrid ‘a la última’

Ángel Marino ha hecho de este restaurante el siciliano (pero siciliano de verdad) de referencia de la ciudad, con una selección de productos y elaboraciones que crean adeptos… y adictos. En Sta. Engracia, 24 (mercatoballaro.com).

Un Madrid ‘a la última’

El chef Mario Vallés hace suya la tradición francesa para reinterpretarla y ofrecer unos platos tan tradicionales en su sabor como contemporáneos en sus planteamientos. En Marqués del Riscal, 5 (hortensio.es).

Un Madrid ‘a la última’

Sus hijos, Alberto y Belarmino, la tienen al día sobre los mejores productos del mercado y respaldan sus guisos con vinos fascinantes, pero la cocina de Asturianos (Vallehermoso, 94) es potestad por entero de doña Julia Bombín.

Un Madrid ‘a la última’

MUSEO SOROLLA

El 37 del paseo del General Martínez Campos acoge esta pinacoteca en la que fue casa y estudio del pintor, con unos preciosos jardines diseñados por el propio artista.

ANDÉN CERO

Adentrarse en esta estación de metro ‘fantasma’ es lo más parecido a un viaje en el tiempo. En la misma Plaza Chamberí, dejó de atender a los viajeros en 1966. Ahora prefiere a los visitantes.

MERCA DO DE VALEHERMOSO

Una interesante y agradable apuesta por la gastronomía diversa y original, con numerosos puestos que permiten llenar la nevera… y la barriga ‘in situ’.

[td_smart_list_end]