Nuestro país cuenta, por suerte para nosotros, con múltiples establecimientos (más o menos accesibles…) repartidos por sus regiones en los que es posible deleitarse con los proyectos culinarios de chefs laureados por la Guía roja. Y como sabemos que comer en un estrella Michelin siempre es una experiencia que cualquier buen amante de la gastronomía se plantea en algún momento de su vida, hemos hecho una lista que recoge los precios de los menús de los restaurantes españoles triestrellados. Apunta.

DiverXO (Madrid)

El proyecto personal de Dabiz Muñoz, chef de primera fila mundial (mejor dicho, el mejor del globo) y personaje mediático, se mantiene leal a la vertiginosa cocina que el cocinero lleva ejecutando durante años. A través de sus fórmulas, el tres estrellas Michelin ofrece una montaña rusa de sensaciones con técnica culinaria perfecta y una vanguardia radical y sin concesiones. Y su desfile de platillos, denominado ‘La cocina de los cerdos voladores’, ha pasado de costar 250 euros a 365 (maridaje de vinos no incluido), lo que le convierte en el segundo restaurante más caro de nuestro país (tras el ibicenco Sublimotion, que asesorado por Paco Roncero ofrece un espectáculo por la nada desdeñable cantidad de 1.500 euros por persona).

Martín Berasategui (Guipúzcoa)

Las doce condecoraciones que suman los distintos establecimientos de Martín Berasategui demuestran la extensa y sólida carrera entre fogones que tiene el chef con más garrote del planeta. Y en Lasarte, su localidad natal, es donde se ubica su restaurante insignia: el que lleva su nombre. Allí, el cocinero ofrece un menú de 290 euros con un maridaje opcional que tiene un coste de 160 euros.

Aponiente (Cádiz)

El gaditano Angel León, conocido como el «Chef del Mar», puede presumir de ser el único cocinero con restaurante triestrellado de Andalucía. Y su continuo trabajo de investigación del mar, así como de los productos que pueden obtenerse de él, tiene mucho que ver. El convite allí sale por 270 euros, según aparece en su página web.

Arzak (Donostia-San Sebastián)

La chef vasca Elena Arzak, digna heredera de su aita, Juan Mari, es una de las grandes figuras de la gastronomía española. Y también es la verdadera responsable de mantener las tres estrellas que luce la casona familiar que se eleva sobre el Alto de Miracruz, en San Sebastián. En su espectáculo culinario, que tiene un precio de 255 euros, la tradición y la innovación se difuminan.

Azurmendi (Vizcaya)

Eneko Atxa ha conseguido hacer de este local, ubicado en la localidad vasca de Larrabetzu, una parada obligatoria para cualquier gastrónomo de pico fino que se precie. En sus mesas todo gira alrededor del entorno y la sostenibilidad: el cocinero se esmera en adentrar al comensal «en una experiencia estacional para los cinco sentidos«. Su menú ‘Adarrak’ asciende a 250 euros, sin bebidas.

Lasarte (Barcelona)

Es otro de los proyectos de Martín Berasategui, aunque en esta ocasión la mayor parte del mérito hay que reconocérsela a Paolo Casagrande, el chef al mando del restaurante. El lujoso espacio cuenta, como todos sus compañeros de lista, con el máximo reconocimiento de la Guía roja. Y el precio de su banquete va en consonancia, claro: 250 euros, sin vino.

Quique Dacosta (Alicante)

El de Quique Dacosta es el único tres estrellas de la Comunidad Valenciana, el lugar en el que el reputado chef «plantea la exploración de un camino de fantasía, vanguardia e ilusión bajo una expresión armónica y sensitiva que persigue conmover sentimientos y emociones». ‘Cocinar Belleza’, su menú degustación, vale 250 euros.

El Celler de Can Roca (Gerona)

Los hermanos Roca (Jordi, Josep y Joan) son, sin duda alguna, uno de los equipos culinarios más reputados de la culinaria nacional e internacional: figura en la Guía roja desde hace más de 25 años. Y su éxito reside en que el respeto hacia la tradición convive con una libertad abrumadora a la hora de crear e interpretar elaboraciones. ¿El precio? 250 euros.

ABaC (Barcelona)

El proyecto del televisivo chef catalán Jordi Cruz está consagrado al producto: sus grandes recetas «son aquellas que potencian y dan vida a nuestras grandes materias primas». De ahí que este año también mantenga la máxima distinción Michelin. Su menú degustación cuesta 250 euros, 140 adicionales con la opción de maridaje.

El Cenador de Amós (Cantabria)

Cantabria cuenta con un único representante con tres estrellas: el restaurante regentado por el cocinero navarro Jesús Sánchez puede presumir de ser el último en sumarse a esta categoría, tras dos años sin nuevas incorporaciones. ¿Su fuerte? Una cocina de autor que mira al cantábrico como columna vertebral de su apuesta. El desfile de platillos principal, denominado ‘Percibe’, se queda en 247 euros.

Akelarre (Donostia-San Sebastián)

La casa de Pedro Subijana, padre de la nueva cocina vasca, levantó persiana en 1975 y consiguió las condecoraciones de la guía francesa en 1978, 1982 y 2006. Ubicada dentro del hotel homónimo, en el monte Igueldo, ofrece dos «festivales culinarios» –Aranori y Bekarki– como variantes de su cocina. Ambos tienen un precio de 240 euros, bebidas aparte.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta