Los 6 errores más comunes que la gente comete con el vino en los restaurantes

A quién no le ha pasado estar en un restaurante y que alguien deje a nuestro criterio la elección del vino. Sudores fríos, nerviosismo, inseguridad, y todo por miedo a no dar con la botella adecuada, a no reconocer, en boca, si estamos ante un buen vino o uno peleón. En verdad hacer la elección correcta es más fácil de lo que pensamos, sólo tenemos que erradicar los siguientes seis errores que todos cometemos en esta tarea en un restaurante y aprender varias normas básicas.

Por ejemplo, tener claro el presupuesto que tenemos para esta bebida, comunicarlo al camarero que nos está atendiendo, dejarnos guiar por el gusto y mirar la fecha de la cosecha es casi lo único que tenemos que saber para acertar con la elección.

Pero hay seis errores que tenemos que empezar a evitar seguir cometiendo.

Elegir siempre el vino de la carta que más nos suena. Cuando recae en nosotros la tarea de elegir el vino, ir a lo seguro es el error que más practicamos todos. Esta “trampa” puede salirnos bien, si la variedad de uva escogida marida con el plato pedido a cocina, o salirnos mal, si ambos maridajes no hay por dónde cogerlos.

Los 6 errores más comunes que la gente comete con el vino en los restaurantes

Escoger de la carta el segundo vino más barato. Y no el primero para no quedar como unos tacaños y que no se nos vea mucho el plumero. Esto es un error porque, por norma general, el segundo vino más barato de la carta suele ser el menos bueno. Llegados a esta tesitura es mejor pedir el vino de la casa.

Los 6 errores más comunes que la gente comete con el vino en los restaurantes

Tener miedo de probar antes de pedir que lo sirvan. El angustioso momento llega cuando nos lo dan a probar para saber si continúan sirviéndolo al resto de comensales o hay que cambiar de botella. Probar dos opciones antes de dar el asentimiento con la cabeza es la mejor opción, aunque dé mucha vergüenza.

Los 6 errores más comunes que la gente comete con el vino en los restaurantes

No hablar con el sumiller de la sala. Si tenemos la posibilidad de hablar con el experto en vinos, por qué vamos a desaprovechar la oportunidad. Él es el único que puede guiarnos con exactitud y solemos evitarlo por vergüenza.

Los 6 errores más comunes que la gente comete con el vino en los restaurantes

No reparar en la importancia de la elección del vaso. Bien por desconocimiento o bien por no molestar al camarero para que cambie todas las copas de la mesa, solemos pasar por alto la importancia de beber el vino en su copa correspondiente.

Los 6 errores más comunes que la gente comete con el vino en los restaurantes

No devolver el vino si es malo. Una vez más entra en juego la vergüenza. A veces por educación comemos con un mal vino sólo por no pasar el mal trago de pedirle al camarero que se lo lleve.