Está claro que el verano está hecho para disfrutar. Y eso es algo que los famosos lo tienen más que claro. A pesar de este 2020 nos está dejando un verano un tanto excepcional, los celebrities están buscando la manera de adaptarse a las nuevas medidas sanitarias para no dejar de lado sus planes más refrescantes.

Playas paradisíacas, piscinas infinitas, puestas de sol mágicas… y por supuesto, ¡mucha comida! Los famosos saben cómo y dónde cuidarse, y así nos lo hacen saber a través de sus redes sociales haciéndonos partícipes de sus lugares, platos y planes favoritos.

Y nosotros, por supuesto, tomamos nota:

El presentador y publicista Risto Mejide, acostumbra a veranear en Menorca. Tanto él como su pareja, la influencer Laura Escanes se han declarado unos enamorados de Ciudadela, y a juzgar por las imágenes, también de la buena gastronomía.

También a través de Instagram hemos descubierto con qué le gusta maridar a Laura deliciosos platos con los que, hay que reconocerlo, algo de envidia sí nos dan.

Iker Casillas, como nos deja ver, es de esos a los que les gusta disfrutar de una buena comida muy bien rodeado. El exfutbolista nos invita a etiquetar en su publicación quiénes serían las personas a las que invitaríamos a nuestra cena soñada.

No nos cabe duda de que David Bustamante es un apasionado de su tierruca. Por eso, el cántabro no ha desaprovechado la visita a su San Vicente de la Barquera natal para degustar estos maravillosos lomos de atún.

Por su parte, Miguel Ángel Silvestre, como buen valenciano posa con un arroz que tiene una pinta deliciosa. El actor, que se ha revelado como la nueva incorporación en el reparto de La Casa de Papel, no duda en mostrarnos cómo le gusta disfrutar de sus vacaciones.

La que fuese su pareja de ficción en Sin Tetas No Hay Paraíso, la actriz Amaia Salamanca, disfruta de la buena compañía de sus amigas con este refrescante cóctel a base de sandía.

La influencer Chiara Ferragni y su marido el rapero Fedez nos tiene acostumbrados a cenas de ensueño rodeados de familia y amigos. Pero sí, parece la que la pareja también disfruta remangándose entre fogones para preparar esta focaccia. Y todo hay que decirlo, juzgando por la pinta que tiene, no se les da nada mal.

Deja un comentario