World Central Kitchen, la ONG del chef José Andrés, llega a España para ayudar a combatir la crisis del coronavirus.

Mientras los restaurantes cierran otros abren sus cocinas para ayudar a los más desfavorecidos: la iniciativa de la ONG liderada por el chef asturiano no es otra que trabajar con «cocinas comunitarias» para abastecer de alimentos a los afectados por la crisis de esta pandemia. Ahora, bajo el lema #ChefsForSpain, la ONG ha trasladado esta iniciativa a España, en asociación con  Grupo Arzábal, capitaneado por los chefs Álvaro Castellanos e Iván Morales, y Mateo&Co, la consultora estratégica especializada en gastronomía.

Con el objetivo de afrontar esta crisis ayudando a las personas más vulnerables World Central Kitchen ya ha prestado su apoyo en más de 20 ciudades de todo el mundo. Japón, fue uno de los primeros escenarios en los que ayudó ante una situación de crisis provocada por el coronavirus con miles de personas atrapadas en el crucero Diamond Press. Esto les ha permitido adquirir experiencia en cómo producir y distribuir comidas a los más necesitados en un entorno seguro y eficiente, teniendo en cuenta además la experiencia de WCK en dar respuesta a situaciones de desabastecimiento de alimentos provocados por desastres naturales.

«Para nosotros es una responsabilidad ayudar y colaborar a través de nuestras cocinas en estos difíciles momentos que estamos atravesando», afirma Iván Morales de Grupo Arzábal. «Junto a World Central Kitchen tomamos esta responsabilidad y les agradecemos que nos ayuden a través de su conocimiento adquirido en catástrofes de grandes magnitudes. Nos vemos en la obligación de contribuir con lo que podemos y dar de comer a todas aquellas personas necesitadas, hacer llegar a los grupos más desfavorecidos una sonrisa, por pequeña que sea, a través de un bocado. Cocinando con muchas ganas, ilusión y sobre todo responsabilidad”.

Álvaro Morales e Iván Castellanos, de Grupo Arzábal, en Madrid.

La cocina central que grupo Arzábal posee en Madrid y da cobertura a todos sus restaurantes se ha puesto a trabajar desde el viernes 27 de marzo en la capital, la región que actualmente está más afectada por esta crisis en España. Para llevar a cabo el abastecimiento de alimentos han contado con decenas de voluntarios de entre los trabajadores de su compañía que elaborarán cada día miles de raciones a para los más necesitados.

Esta iniciativa se suma así a todas las que José Andrés está llevando a cabo en Estados Unidos para combatir la crisis del coronavirus. Hoy el chef español, da un paso al frente en esta guerra para ponerse en primera fila de batalla en su país con el objetivo de ayudar garantizando un plato de comida para todas aquellas personas más afectadas por una crisis mundial sin precedentes. Una iniciativa que nos contaba en Tapas cuando fue elegido Chef of the Year 2019: 

 

En un comunicado de prensa enviado a través de la agencia de comunicación Mateo&Co. Javier García, secretario general de World Central Kitchen explica esta iniciativa: «Para nosotros es una responsabilidad ayudar a España en uno de los momentos más complicados de su historia. Está siendo uno de los países europeos más afectados por el COVID-19 y cada vez son más las personas que necesitan ayudan en esta situación, sobre todo las más vulnerables que están teniendo problemas para incluso acceder a un plato de comida diario. Con esta iniciativa queremos ayudarles y cubrir una necesidad clave. A través de World Central Kitchen y en esta primera fase junto al Grupo Arzábal, tenemos previsto elaborar miles de raciones diarias de comidas que irán creciendo a medida que se sumen más cocinas voluntarias a esta iniciativa solidaria. La idea es poder ayudar no sólo en Madrid, la Comunidad Autónoma que por ahora está siendo la más castigada por esta pandemia mundial sino al resto de la geografía española”.

Todos los alimentos para elaborar los platos son donados por Makro, proveedor de alimentos de referencia en el sector hostelero. Y, para asegurar que las raciones se distribuyen a las personas que más están sufriendo esta crisis, se trabaja de manera conjunta con el Banco de Alimentos de Madrid.

«WCK ha lanzado #ChefsForSpain en Madrid y Barcelona y Valencia próximamente. El equipo está preparando miles de comidas frescas para que los bomberos entreguen a las familias necesitadas mientras están en cuarentena». Con este comunicado desde su cuenta de Twitter, José Andrés comunicaba la iniciativa que ha puesto en marcha en Estados Unidos, y por la que fue elegido el pasado mes de marzo como personaje de portada de la revista Time.