Hay maneras de comer, y de ‘comer’… Y cuando esta acción se lleva al terreno sexual, para algunas tareas, por desgracia, no somos del todo autosuficientes. Suerte la nuestra que ahora, hombres y mujeres, contamos con refuerzos en forma de juguetes sexuales. Algo que hace 20 años era un tabú se ha convertido en una revolución de la que todo el mundo puede y quiere participar. Y LELO forma parte de ella.

La reconocida marca sueca de bienestar sexual y juguetes eróticos de lujo lleva más de 15 años consiguiendo que elevemos nuestro placer al máximo nivel con productos que aúnan avanzada tecnología, los mejores materiales y diseños cuidados y elegantes. Factores que les han llevado a liderar el mercado y diferenciarles de otros modelos, en especial gracias a su tecnología SenSonic que, a diferencia de las vibraciones clásicas, te ofrece una estimulación a varios niveles, con unas ondas sónicas potentes que penetran dentro de ti, disparando tus sentidos para que descubras nuevas sensaciones. Algo muy necesario si nos detenemos a mirar las cifras: sólo el 18% de las mujeres llegan al orgasmo con la penetración y con estos juguetes el 83% de las usuarias españolas asegura que sus orgasmos son más intensos cuando entran en acción.

Dentro de su extenso catálogo, que piensa tanto en hombres como en mujeres, encontramos el SONA 2 Cruise, su best seller, el succionador definitivo que te lleva al éxtasis con un gesto tan cotidiano como el de succionar, más practicado de lo que pensamos, entre otras cosas cuando comemos: al absorber el coral de las cabezas de las gambas, las ostras y otros moluscos, los espaguetis y el flan, entre otros manjares.

Chilli Pisco y HUGO

Lo mejor para ponerse a tono es comenzar con un buen cóctel y eso lo saben bien en Salmon Guru (Madrid). En su carta de clásicos y no tan clásicos encontramos el Yellow Chilli, un Pisco Sour con un sugerente toque picante sólo apto para atrevidos; basta con un sorbo para comience a subir el calor. No sabemos si tanto como incrementa la intensidad del orgasmo HUGO de LELO, porque este refinado vibrador anal y sofisticado masajeador de próstata con control remoto –y sin necesidad de usar las manos– mejora la experiencia hasta un 33%. Además, también se puede utilizar durante el coito, así que comparte, si quieres. Pero recuerda, compartir es vivir y más cuando hablamos de placer.

Espaguetis alle vongole y SORAYA WAVE

Tuvimos un pequeño crush con los Espaguetis alle Vongole Verace de Donatella Versace que ha publicado en The Album from Mytheresa, con toda la sensualidad de la almeja y el picante del chile. Un dúo perfecto. Como el que hacen los estimuladores del SORAYA WAVE, con la tecnología patentada WaveMotion está “pensado para que alcances orgasmos mixtos arrolladores con sus vibraciones híper potentes sobre el clítoris y tu Punto G, gracias al balanceo inspirado en las caricias de los dedos de los amantes ilustrados y generando una leve presión para un goce total” cuentan desde LELO. Pues suena tan apetecible como una noche frente a frente con los espaguetis de la Versace.

Carabineros y F1S V2

Los sirven excepcionales en El Gran Barril de La Castellana (Madrid). Habrá algún que otro escéptico, pero pocas cosas nos parecen más lujuriosas que cerrar los ojos y encontrarse mano a mano con la cabeza de un carabinero. Como lujurioso también es este masturbador para el pene diseñado para aquellos que buscan nuevas emociones y alcanzar una satisfacción óptima. F1S V2 tiene el doble de fuerza, cuatro patrones de variación con un diseño exclusivo y un tubo más suave y flexible para una amplia gama de formas y tamaños. ¡Facilidades, todas!

Flan y SONA 2 Cruise

Y cuando hablamos de erotismo, hay que dejar sitio para el postre, hay que dejar sitio para el flan. El de La Cocina de Frente (Madrid) se contonea, provoca, no se rinde a tus pies –o mejor dicho, a tu boca– hasta que le des permiso. De momento nosotros nos rendimos ante SONA 2 Cruise, versión renovada del clásico succionador de clítoris que revolucionó el mundo de los juguetes sexuales. Atentas, porque éste no necesita contacto directo, por lo que es ideal para sesiones largas. Todo el mundo sueña con que el flan nunca se acabe, eso es así. Cada suave ola de placer que provoca este succionador se acumula sobre la siguiente para culminar en un orgasmo mucho más placentero y duradero. En LELO nos explican que “permite reservar el 20% de la potencia máxima del juguete durante su uso normal y cuando se presiona con fuerza sobre el cuerpo, el motor reduce la intensidad y Cruise Control libera la potencia reservada”. Mejor, imposible.

Deja un comentario