Que algo importante está pasando en Ibiza desde el punto de vista gastronómico no es ningún secreto. La calidad de la oferta culinaria en la isla no ha cesado de crecer en los últimos tiempos y como bien apuntaba Andrés Rodríguez, director y editor de esta publicación, «ahora cenar en Ibiza se parece bastante a cuando te programas la agenda gastronómica de tu próxima visita a Nueva York». Y este buen hacer ha quedado reflejado este martes con la entrega de la primera edición de los premios de la Academia de Gastronomía de Ibiza y Formentera, evento que ha tenido lugar en el Ibiza Gran Hotel y que el año pasado tuvo que ser aplazado debido a la crisis sanitaria.

Según Pedro Matutes, presidente de la Academia, el jurado de estos galardones (compuesto por los veinte académicos que conforman la institución) ha decidido premiar a «aquellos chefs, restaurantes e instituciones que se distinguen por su acertada trayectoria de renovación, innovación y creatividad de la cocina tradicional y de promoción de los productos locales, colaborando así a situar Ibiza como destino internacional del buen comer y del buen hacer en la cocina y en el campo».

Pedro Matutes, presidente de la Academia de Gastronomía de Ibiza y Formentera.

También han intervenido en este acto personas de gran influencia en el panorama gastronómico y cultural de la isla, como Joan Grácia, director artístico de Lío Ibiza; Vicent Marí, presidente del Consell de Ibiza y Formentera; o Daniel Busturia, secretario general de la Academia de Gastronomía de Ibiza y Formentera.

Joan Gràcia, director artístico de Lío Ibiza.
Vicent Marí, presidente del Consell de Ibiza y Formentera.
Daniel de Busturia, secretario general de la Academia de Gastronomía de Ibiza y Formentera.

Los grandes protagonistas

Los galardonados han sido Es Ventall (Ibiza) y Es Caló (Formentera), elegidos como los mejores restaurantes pitiusos. El primero de ellos, con más de 40 años años de trayectoria, es uno de los establecimientos más emblemáticos de Sant Antoni, regentado por la familia Bonet Cardona.

José Miguel Bonet, de Es Ventall, recoge el premio al Mejor Restaurante de Ibiza.

En cuanto al segundo, Es Caló, está capitaneado por el chef Toni Ibáñez, que en tan sólo diez años ha logrado alzar este restaurante al Olimpo culinario de Formentera.

Toni Ibáñez, chef de Es Caló, recoge el premio al Mejor Restaurante de Formentera.

En lo que respecta a los cocineros, Pau Barba ha sido premiado como el mejor chef de cocina 2020. Este año ya no está al frente de los fogones de Can Domo, sino que ha fichado por Trilantic, el fondo que se ha propuesto expandir Pachá y Lío por medio mundo, labor en la que tendrá muchísimo que aportar el chef.

Pau Barba, Mejor Chef de Cocina 2020.

Por su parte, en la categoría de cocina creativa y de fusión el reconocimiento se lo ha llevado Óscar Molina, al frente de los fogones de La Gaia, el restaurante del Ibiza Gran Hotel, el cinco estrellas que se encuentra estratégicamente ubicado frente a Marina Ibiza.

El chef Óscar Molina, galardonado en la categoría de cocina creativa y de fusión.

Por su parte, Ibiza Sabors ha sido galardonada «como institución que promueve los productos agropecuarios locales», base de las peculiaridades de la gastronomía pitiusa.

Joan Marí, director general de Agricultura del Consell de Ibiza, en representación de Ibiza Sabor.

Además, estos galardonados serán propuestos para los premios Nacionales de Gastronomía. Por lo que les deseamos toda la suerte del mundo.

Deja un comentario