No podemos pedir normalidad a quien siempre ha sorprendido por su extravagancia y atrevimiento; así que, lejos de extrañarnos la temática del nuevo videoclip de Katy Perry, vamos a disfrutar viendo cómo la cocinan y se la comen a bocados.

Da igual qué tipo de canción sea o en qué momento profesional de su vida esté, ella siempre va a dejarnos con la boca abierta (y nunca mejor dicho) con sus letras y videoclips. Esta vez ha querido que un grupo de caníbales sentados a una mesa disfruten de ella tras haber pasado por harina, sofrito y puchero, como podemos ver en su nuevo trabajo, Bon Appétit.

El vídeo , que aparentemente puede parecer una reclamo más para que estemos todo el verano con la canción en la cabeza, ha sido (y sigue siendo) susceptible de muchas críticas, ya que varios colectivos feministas han tachado este trabajo de provocación al hombre por su rendición ante ellos en una mesa.

También hay quienes han visto este videoclip como un cosificación sexual de la mujer y han arremetido duramente contra la cantante a través de las redes sociales, a lo que ella ha contestado con un simple: “Caliente y servida en un plato, pero no te confundas, no soy tu pedazo de carne”.

En cualquier caso, el objetivo de estar en boca de todo el mundo es un récord que ha vuelto a conseguir la cantante, ya que el videoclip  de Bon Appétit se lanzó el pasado 12 de mayo y ya tiene más de 38 millones de visitas.