La inminente aprobación por parte del Gobierno del ingreso mínimo vital pone de relevancia la preocupante situación económica en la que se encuentra un gran porcentaje de la población en España (un 27% está en riesgo de pobreza o exclusión social, según la Oficina Europea de Estadística). Datos que se prevé que empeoren aún más debido a la profunda crisis económica causada por el coronavirus y cuyo impacto real es aún imposible de determinar.

Con el ingreso mínimo vital (que parece que rondará los 400 euros, aunque el Ejecutivo todavía no ha confirmado la cifra exacta) llegar a fin de mes es prácticamente imposible, por eso planificar con cabeza el menú semanal y hacer una estricta lista de la compra es fundamental.

El objetivo es adquirir los alimentos más nutritivos al menor coste. Y huir de aquellos caprichos (como la comida procesada) que no sólo son infinitamente más caros, sino que no aportan saciedad ni energía, provocando que sea necesaria la ingesta de más cantidad. Con estos consejos se llena la cesta de la compra de la manera más económica y saludable posible. 

Ingreso mínimo vital: cómo llenar la cesta de la compra

HUEVOS, LEGUMBRES Y ARROZ
Son la base de la dieta mediterránea y su índice nutricional es muy alto. Estos alimentos han sido los más empleados para paliar el hambre a lo largo de la historia dado su bajo su precio, por lo que en situaciones de austeridad económica deben predominar en nuestra lista de la compra. Por ejemplo, 1 kg de lentejas cuesta menos de un euro y con él se pueden preparar unas 12 raciones de comida.

cómo llenar la cesta de la compra

VERDURAS
Fundamentales para llevar una alimentación equilibrada, dentro de este grupo de alimentos la patata es la que mejor relación nutrición/precio tiene. Pero como hay que diversificar, otras verduras verdes como la lechuga, las acelgas, la escarola o las espinacas también ofrecen un alto valor nutricional a un coste reducido.

cómo llenar la cesta de la compra

FRUTAS
También son de vital importancia para mantener el equilibrio nutricional. En general la fruta no es barata, pero ahorraremos considerablemente si sólo consumimos variedades de temporada.

cómo llenar la cesta de la compra

CARNE
Por supuesto, el precio de la compra se disparará si optamos por cortes de ternera o buey, pero en su lugar podemos elegir pavo, conejo o pollo, que además de ser infinitamente más asequibles, contienen menos grasa. Por ejemplo, un pollo entero puede dar muchísimo de sí por 2 euros aproximadamente. Otra opción muy económica, e igualmente nutritiva, es la casquería: los callos, los riñones o el hígado rondan los 5 euros el kilo. 

Ingreso mínimo vital: cómo llenar la cesta de la compra

PESCADO
Muchos nutricionistas recomiendan 4 raciones de pescado a la semana, pero debido a su elevado precio puede suponer un problema para muchas familias. Por eso se deben elegir las variedades más económicas como la sardina o el gallo, ricos en ácido Omega 3 y Omega 6. También es óptimo recurrir al pescado congelado o en conserva, igualmente nutricional.

Sigue leyendo: