Aquellos tiempos en los que las cocinas de los hoteles poseían cero atractivo ya pasaron. El buen comer supone hoy en día un punto diferencial, tanto que muchos templos de la culinaria madrileña se ubican en establecimientos hoteleros de lujo. Al éxito de la fórmula contribuye que chefs de primera fila aporten su nombre como asesores gastronómicos. Y el auge se nota de un tiempo a aquí: unos nacen, otros crecen (sometiéndose a importantes reformas que dicen «aquí estoy yo») y algunos resurgen de sus cenizas tras los estragos de la pandemia.

Y no es que lo digamos nosotros: todo lo asegurado líneas arriba puede comprobarse en las ocho rutas que conforman la sexta edición de Hotel Tapa Tour, el festival de alta cocina informal que se celebra en la capital hasta el 26 de septiembre. Durante diez días, los bares, jardines y terrazas de 20 de los hoteles más lujosos (4 y 5 estrellas) de Madrid abren sus puertas al gran público para dar a conocer los bocados que han creado para la ocasión, a precios cerrados de 6 y 8 euros con bebida incluida.

Lo que vas a comer

Está bastante claro: tapas. Pero no cualquiera vale… y, por eso, cada alojamiento pone sobre la mesa dos de sus mejores fórmulas. Una, la que han creado ex profeso para el II Concurso Nacional «Tapa Alimentos de España», maridada con vino (tinto, blanco o rosado) de la D.O. Ribera del Duero (8 euros). Otra, una croqueta (sí, sabemos que hoy ya todo es «croquetizable»…) de autor acompañada de cerveza, agua o refresco (6 euros).

En el itinerario de Atocha, por ejemplo, el nuevo Hard Rock Hotel Madrid participa con un brioche hojaldrado con torrezno de Soria, chimichurri de tomate seco y hierbas frescas, una receta exquisita (y muy acertada) que marida a la perfección con el tinto elegido (Viyuela 2019). ¿La croqueta? De jamón ibérico y romescu. En la misma línea, el NH Madrid Nacional apuesta también por un brioche (en este caso, de papada ibérica con estofado de boletus) y una croqueta de txangurro. Y el Only You Atocha, que pone el broche de oro al trayecto que nos atañe, compite con una deliciosa rusa «cabreada» con anguila ahumada del Delta del Ebro y espuma de jalapeño, acompañada del tinto La Planta 2019. Aquí la croqueta es de gamba, huevo y kimchi… y tanto la primera como la segunda opción enamoran.

Aunque las rutas pueden hacerse por libre, eligiendo cada persona los hoteles y las elaboraciones que más le convenzan, Hotel Tapa Tour propone ocho recorridos oficiales para poder disfrutar por zonas (Plaza España, Chamartín, Puerta de Alcalá, Gran Vía…) de la convocatoria gastronómica. El itinerario estará disponible en todos los hoteles participantes y también es posible descargárselo en formato digital en la web de Hotel Tapa Tour. 

Gourmeetings, cuando el comensal se convierte en jurado

Una de las novedades de la sexta edición de la cita culinaria son los Gourmeetings, experiencias inmersivas en las que el comensal compartirá mesa con otros gourmeeters, quienes, como si de un jurado gastronómico se tratase, recibirán una atención personalizada por parte de sus anfitriones. A cuerpo de rey, vaya.

Deja un comentario