Tú haces migas con el pan duro del día anterior, Gordon Ramsay lo convierte en platos típicos ingleses de corte gourmet.

Chefs de renombre se reunirán en la capital británica del 24 de febrero al 2 de abril para elaborar platos de diseño con restos de alimentos, una iniciativa más de Londres en su incansable lucha contra el desperdicio de comida.

El objetivo es concienciar a la población (mundial) del grave atentado que estamos cometiendo con el desperdicio injustificado de alimentos, bien sea por falta de apetito, por pequeños defectos o por falta de educación culinaria; así que para ello, Gordon Ramsay y otros muchos chefs de renombre internacional se citarán en Londres durante poco más de un mes para elaborar ricos platos, principalmente británicos, con restos de alimentos.

Estas preparaciones se servirán en wastED, un concepto de restaurante efímero importado de Estados Unidos y que busca crear escuela entre los consumidores.

Al frente de este restaurante pop-up está el chef Dan Barber, la auténtica estrella de Blue Hill y líder del movimiento farm-to-table (del huerto a la mesa).

No se trata nada más que de demostrar que con pan duro y hortalizas no muy frescas también se pueden elaborar menús a la altura de premios gastronómicos y no tener que prescindir de estos producto enviándolos directamente al cubo de la basura.