Lo hemos intentado pero somos incapaces de no sucumbir al picoteo durante el tiempo que pasamos frente al ordenador, y como tecleamos mucho, comemos también mucho, así que nos hemos tenido que buscar opciones healthy para que el bonito arte de comer entre horas no se nos vaya de las manos: galletas de avena y almendra.

Ingredientes:

  • 125g de almendra molida.
  • 125g de copos de avena molidos.
  • 1 huevo.
  • 3 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de aceite de girasol.
  • 2 cucharaditas de agua de azahar.
  • Ralladura de una naranja mediana.
  • Sal.

Preparación:

En una sartén juntamos los copos de avena (ya molidos) y la cantidad indicada de almendra también molida. Tostamos durante unos minutos e incorporamos la ralladura de naranja.

Pasamos el contenido a un cuenco y haciendo un hueco en el medio añadimos el huevo, la miel, el aceite, el azahar y la pizca de sal, y mezclamos con la ayuda de una espátula hasta conseguir una mezcla homogénea.

Hacemos una bola con la mezcla de las galletas, la envolvemos en papel transparente y la dejamos enfriar en la nevera durante una hora, aproximadamente. La sacamos del frigorífico, la estiramos con la ayuda de un rodillo y cortamos dando la forma que queramos.

Colocamos cada “galleta” sobre un papel vegetal apto para horno, las pintamos con un poco de aceite por su cobertura y las horneamos durante 10 minutos a temperatura alta.

Las sacamos del horno cuando estén doradas, dejamos enfriar y retiramos de la bandeja listas para servir.