Tienen su propio día mundial (9 de julio), están buenísimas y no sabes prepararlas. Se acabó. Bienvenido al mundo de las galleras normales, sin chocolate, ni gastronomía de vanguardia. En 1970 (hace ya 45 años), se estableció este día como día mundial de las galletas de azúcar en Estados Unidos, claro. Son las favoritas de todas las fiestas – sean con niños o no – y todos disfrutan de ellas. Pueden ser un snack perfecto, el acompañamiento ideal para tu café por la mañana antes de tu jornada laboral o una merienda divertida para tus hijos. Te enseñamos como prepararlas para alegrar el paladar de toda tu familia y amigos.

Ingredientes

  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 taza de azúcar
  • 1 barra de mantequilla blanda
  • 1 o 2 huevos
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Azúcar moreno (opcional)

Cómo hacerlo

Precalienta el horno a unos 220 grados. En un cuenco mediano mezcla los ingredientes secos – la harina, el polvo para hornear y la sal. Reserva. En un tazón más grande añade el azúcar y la mantequilla. Bate a velocidad media con una batidora durante 2 o 3 minutos el azúcar y la mantequilla hasta que queden bien mezcladas. Añade los huevos y el extracto de vainilla a la mezcla de mantequilla y azúcar. Vuelve a batir, a lenta velocidad, la mezcla hasta que quede una pasta homogénea. Intenta que no queden restos de los ingredientes en los costados del cuenco. Agrega la mezcla de los ingredientes secos que hicimos al principio y vuelve a batir durante un minuto a baja velocidad hasta que todo se mezcle bien y la pasta sea homogénea. Moldea la pasta con algún molde a tu gusto – redondo, de estrellas, etc – y hornea durante aproximadamente 15 minutos. Controla siempre como van haciéndose y que estén doradas.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12