Una ensalada fresquita en pleno mes de diciembre no apetece mucho. Ya tenemos bastante con movernos con las manos y los pies en estado de congelación como para tener ahora también el estómago a punto de hielo, pero no hablamos de una ensalada cuyos ingredientes hayan pasado previamente por la nevera, hablamos de una receta sencilla, elaborada al momento con ingredientes recién sacados de la bolsa de la compra y muy válida para ir eliminando los excesos que seguro ya estás cometiendo.

Ingredientes:

  • 2 vasos de arroz.
  • 120g de atún.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pimiento amarillo.
  • 4 brócolis enanos.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Perejil.
  • Queso para untar.
  • 120 de nata para cocinar.

Preparación:

Se trata de un plato frío pero para montarlo, primero tenemos que tener el arroz preparado, así que ponemos a cocer el arroz en una olla durante 20-30 minutos hasta que lo tengamos en su punto. Después retiramos y dejamos enfriar.

Transcurrido un tiempo prudencial para dejar enfriar el arroz, lo ponemos en una fuente para empezar a montar el resto de ingredientes.

Lavamos y picamos las verduras, todas, en tacos. Las mezclamos con el arroz y hacemos lo mismo con el atún. Rociamos la fuente con aceite de oliva, ponemos a punto de sal y picamos perejil en su cobertura.

Por último, elaboramos una ligera salsa de queso que verteremos por encima: en una sartén ponemos a calentar la nata con el queso de untar hasta que nos quede una salsa líquida y ligera.