Después de hacer frente a restricciones de todo tipo, el pequeño comercio ha encontrado en American Express el aliado perfecto para lograr atraer de nuevo el consumo hasta su negocio. Aunque la campaña, bautizada como Shop Small, nació en el 2010 en Estados Unidos, fue en el 2020 cuando se convirtió en un programa global implantado en 18 países de los diferentes continentes, entre los que se encuentra España. Una inversión de varios millones de dólares con la que lograr un claro objetivo: visibilizar y dar soporte al comercio local, así como incentivar a sus titulares a gastar en ellos. Estos son los datos, los detalles nos los desvela Julia López, quien, con el entusiasmo que le caracteriza, vuelca toda su experiencia y conocimiento en una labor muy necesaria para el tejido empresarial del país.

Tercer año consecutivo lanzando esta campaña en España, ¿cuáles son, en esta ocasión, los puntos a destacar?

Cada año tratamos de seguir construyendo y aportando valor desde la iniciativa. En esta tercera edición, apostamos por ofrecer un incentivo a los titulares para que lo puedan gastar en los comercios locales y por dar acceso a los establecimientos a los canales de marketing de Amex que les ayude a dar visibilidad a sus negocios. En definitiva, Shop Small busca crear una mayor conexión entre el cliente y el punto de venta, dando un empujón a su actividad habitual. Así, hemos conseguido que, desde el momento del lanzamiento en España, el proyecto haya contado con una gran acogida, tanto por parte de los comerciantes como de los clientes finales.

¿Qué ventajas ofrece a un negocio asociado a la campaña frente a otro que no lo esté?

Shop Small aporta una mayor visibilidad al comerciante a través de Amex Maps y los materiales de comunicación disponibles para el punto de venta. Además, gracias al incentivo que ofrecemos a los titulares de la tarjeta, devolviendo 5€ por cada 20€ gastados, les acercamos a sus establecimientos y promovemos el consumo en los mismos.

¿Cuáles son los nuevos hábitos de consumo que habéis detectado? ¿Y cuáles son, por tanto, los nuevos desafíos para American Express?

A través de nuestro estudio, realizado a más de 1.500 comerciantes y consumidores, hemos detectado que un 57% de los establecimientos han percibido un cambio de actitud en sus clientes, así como variaciones en los hábitos de consumo. En este sentido, un 77% de los encuestados realizan su gasto en tiendas físicas, con destacada presencia del comercio local en alimentación y cultura. Lo más relevante es que nos encontramos ante una sociedad más consciente, más cercana y más responsable. Además, destaca el impulso por los pagos digitales, tanto en tarjeta como móvil. Como sabemos que estas tendencias continuarán evolucionando, desde American Express tenemos el reto de seguir aportando valor al comerciante para que esté preparado a nivel digital para asumir las facilidades de pago y la experiencia de compra óptima que el cliente final está demandando.

¿Cómo se puede garantizar un futuro el comercio?

El comercio local es esencial y debemos ponerlo en valor. Son parte fundamental del tejido empresarial del país, concretamente en torno al 5% del PIB está representado por el establecimiento minorista, según datos del INE (septiembre 2021). Y, para garantizar su futuro y asegurar todo el valor que aportan, debemos continuar apoyando su labor, desde el ámbito privado y el público. Precisamente Shop Small es una iniciativa que nació con ese propósito: incentivar la actividad del comerciante, dinamizando su negocio y buscando conexiones de calidad con el cliente final.

Y en la hostelería, ¿crees que servicios como el delivery y el comercio online han llegado para quedarse?

La hostelería, como otros sectores, han hecho un gran esfuerzo para superar los grandes retos que la crisis les iba poniendo delante. A la hora de digitalizarse o adaptar el modelo de negocio han hecho un trabajo admirable. En cuestión de semanas, esos negocios tradicionales, regentados por hosteleros de toda la vida, habían conseguido reinventarse, y ese esfuerzo y trabajo quedará reflejado en su largo plazo. No obstante, no se mantendrán al nivel que lo hicieron durante la crisis. Concretamente el delivery y el take away han caído en 25 puntos porcentuales con respecto D a 2021, según los datos reflejados en nuestra encuesta. Y esto es fruto de la vuelta a la normalidad y de la
búsqueda de los hábitos que nos acompañaban antes.

Los establecimientos han puesto en marcha nuevas iniciativas de marketing y publicidad que les están funcionando a la hora de crear negocio, ¿qué nos puedes decir al respecto?

Según los resultados obtenidos a través de la encuesta, hemos visto que un 87% ha desarrollado acciones de marketing, poniendo principalmente el foco en las redes sociales, la página web y el posicionamiento en buscadores. Esto se debe a que 3 de cada 4 comerciantes consideran que es importante la diversificación de canales de contacto y venta en el comercio local. Esto coincide con las respuestas de los consumidores, ya que un 75% de aquellos encuestados consideran que los comercios locales deben digitalizarse para impulsar su negocio, y un 26% de ellos acuden siempre o a menudo a comercios locales que han visto recomendados en RRSS. Analizando las diferentes medidas en cuanto a su impacto positivo en el comercio, encontramos que las que mayor efecto consiguen son la publicidad en canales sociales, la visibilidad en Google Maps y la aceptación de diferentes formas de pago para facilitar la experiencia de compra.

¿Cuáles son esas acciones sostenibles por las que cada vez apuesta más el comerciante? ¿Cómo lo veis desde AMEX y cómo lo promovéis?

El comerciante cada vez tiene mayor implicación con el concepto de sostenibilidad, de hecho, 9 de cada 10 encuestados reconoció que los locales deberían ser sostenibles. Entre ellos, un 84% ya está realizando acciones responsables, donde el reciclaje y la correcta gestión de los recursos son factores clave y esenciales que todos tienen como prioridad, seguido por el uso de materiales reciclables. Desde Amex estamos completamente a favor de que esta tendencia se convierta en una realidad, y estamos a disposición de todos nuestros clientes para apoyarles en el camino.

Teniendo en cuenta la fluctuación económica de los últimos años, ¿cuál es el ánimo que impera entre consumidores y comerciantes?

La relación entre consumidor y comercio minorista se ha reafirmado. La sociedad valora de manera muy positiva los establecimientos que tiene en su entorno y se ha notado una mayor cercanía y empatía. En este sentido, la microeconomía ejerce un papel cohesionador, tanto desde el punto de vista social como desde el territorial.

Y, para terminar, sois una compañía global de servicios como no hay otra en el mundo. Para alguien que apenas conoce American Express y sus servicios, ¿cómo se lo explicarías, digamos, en un minuto?

American Express es una compañía global de servicios que proporciona a sus clientes acceso a productos, ideas y experiencias enriquecedoras que ayudan a construir negocios de éxito.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta