El 30 de julio se celebra el Día Mundial de la Tarta de Queso, uno de los postres más famosos y aclamados por el público. Este suculento platillo se puede encontrar en la carta de casi todos los restaurantes del mundo. Cada país, ciudad y región tiene su propia manera de preparación. El ingrediente fundamental en todos los casos es el queso (de diferentes tipos y estilos). Los historiadores de la gastronomía sitúan su origen en la Antigua Grecia, porque se cree que esta comida formó parte del menú de los atletas que participaron en los primeros Juegos Olímpicos de la Historia, en el 776 a.C.

Aquí te dejamos nuestros sitios favoritos para disfrutar esta dulzura.

Cheezy’s cheesecake

En la calle Don Ramón de la Cruz, 107 se encuentra Cheezy’s Cheesecake, una pequeña pastelería especializada en tartas de queso New York style. Este local especializado en cheesecakes, cuenta con una variedad de sabores para todos los gustos. A diferencia de la tarta de queso que hacemos en España, en EEUU no tienen como protagonista el sugerente sabor del queso, sino más bien la textura. La base de la cheesecake estadounidense es el suave queso crema. El sutil sabor de este queso permite que absorba el gusto del resto de ingredientes, dando libertad de poder experimentar con distintos sabores.

Chessetaccio, la sorprendente e innovadora tarta de queso de Zielo

para celebrar este día el restaurante Zielou nos presenta su nueva Chessetaccio. “Una cremosa e intensa tarta de queso La Peral y pistacho, acompañada de un helado de pistacho con denominación de origen de Bronte. La fusión perfecta de sabores que deja sin palabras a todo aquel que lo prueba», señala el chef de Zielou, Juan Sánchez. Parte de su secreto reside en el ingrediente principal, el queso La Peral, un queso semi-azul que se produce con leche pasteurizada de vaca frisona, procedente de la zona central de Asturias.

 Tarta de queso fluida de Baan

En BAAN la gastronomía asiática y la gastronomía española se encuentran para fusionar sabores, texturas y aromas extraordinarios. Los postres son unos de los highlights del lugar: irresistibles bocados dulces como la tarta de queso fluida, a la que añade miso blanco y galleta de jengibre, perfecta para acompañar los excelentes cócteles de autor.

Tarta de queso de Café Comercial

El Café Comercial es un punto de encuentro entre generaciones y en un referente de la gastronomía castiza. Para disfrutar entre horas, el chef Pepe Roch elabora una tarta de queso tostada al horno con un interior cremoso. La acompaña de frutos rojos y helado de galleta artesana. Un dulce que se puede disfrutar en barra, en el restaurante o incluso en la terraza ubicada en la glorieta de Bilbao, una de las zonas más agradables de la capital.

Tarta de queso de Casa Orellana

Esta exquisita tarta es una de las insignias estrella del restaurante. Está elaborada con productos y recetas tradicionales de Casa Orellana. El chef sevillano Guillermo Salazar propone una deliciosa tarta de queso payoyo, como guiño a sus raíces andaluzas. Es uno de los platillos más aclamados del público, no tiene desperdicio.

Tarta de El Bacaro de Fabio Gasparini

Capitaneado por los hermanos Aarón y Mesala Guerrero, junto al reputado cocinero Fabio Gasparini, este restaurante con tres sedes se ha convertido en todo un imprescindible y en pista indiscutible cuando buscamos la auténtica carbonara, y aquí se hace una de las mejores de Madrid. Para ponerle el broche, aunque el postre más típico italiano sea el tiramisú, su tarta de queso está para repetir…

La tarta con salsa de frambuesa de New York Burger

Llevan 13 años rindiendo culto al producto más americano y sus hamburguesas no faltan en ningún top. En su oferta encontramos el postre por excelencia de los EEUU, así que para hablar de la protagonista del día, nos tomamos una licencia… porque esto no es una tarta de queso, ¡es una auténtica cheesecake!

La tarta de Ponzano

Este restaurante, situado en una de las calles más animadas del barrio de Chamberí, es todo un referente cuando lo que se busca es cocina de toda la vida. Y así es su tarta: clásica, sencilla y deliciosa, como hecha en casa…

Deja un comentario

Cancelar la respuesta