¿Cómo de importante es el vino en una comida? Mucho, y más si lo que buscamos es disfrutar de una experiencia gastronómica de calidad. Por ello no podemos dejar pasar por alto la figura del sumiller, ese Dios Baco de bodegas y restaurantes que se encarga de ofrecernos siempre el mejor de sus vinos en cada momento.

Cada 3 de junio se celebra el Día Internacional del Sumiller, esa piedra angular del sector de la hostelería que se encarga de aconsejar a los comensales sobre cuál es la mejor opción de vino ante cada plato. Pero el trabajo de un buen sumiller no es solo lo que se ve, sino que lleva mucho esfuerzo y conocimientos detrás. El sumiller es el encargado de elaborar la carta de vinos, estimar la cantidad que debe adquirirse, el mantenimiento y gestión de la bodega y de formar a las personas a su cargo.

Por eso y porque su trabajo nos hace la vida un poquito más feliz, merecen un homenaje. Y nosotros, para celebrarlo, una buena copa de vino (recomendada por un buen sumiller, claro está).

Agustín Trapero, sumiller en Four Seasons Hotel Madrid

Agustín proviene de El Tiemblo, en el corazón de DOP Cebreros (Ávila), conocida por sus antiguas vides de Garnacha. Creció́ con el vino casero de su abuelo, pero no fue hasta que llegó al Reino Unido en 2001 cuando comenzó́ a trabajar en restaurantes y decidió́ emprender la sumillería.

En 2008 ganó el concurso sobre «Vinos de California”, y un año después repitió́ primer lugar en el concurso de “Viticultores de Nueva Zelanda», ambos reconocimientos de The Academy Food & Wine en el Reino Unido. Agustín también se ensució las manos en los viñedos y pasó tiempo con los enólogos de Borgoña (Domaine Mongeard-Mugneret), Ribera del Duero (Bodegas Laveguilla) y Chianti Classico (Fattoria Le Corti Principe Corsini).

Tras su paso por el Fat Duck de Heston Blumenthal y El Celler de Can Roca, Agustín se unió a Launceston Place Restaurant en Londres como Head Sommelier. En ese periodo, recolectó prestigiosos premios por su carta de vinos: Tatler Best Wine List Award y el Award of Excellence de la revista Wine Spectator Magazine.

En el 2012, obtuvo el Diploma WSET y el The Court of Master Sommelier Advance. Hoy en día, mientras continúa su preparación con el Máster Sommelier (MS), la más alta calificación posible en su profesión, dirige el departamento de bebidas de la Brasserie de Dani García en el Hotel Four Seasons.

Rodrigo González, sumiller en Grupo Dani García

Rodrigo viene de una tierra que históricamente y de manera natural tiene una relación muy estrecha con la viticultura: las Islas Canarias. Aunque Rodrigo siempre ha tenido contacto con el campo y la viña, estudió por convicción ingeniería marítima, pero siempre le rondaba en la cabeza el sueño de ser sumiller. Cuando terminó la carrera y se incorporó al mercado laboral, de manera paralela empezó a formarse para ser sumiller como hobbie, pero su reconversión total fue hace unos 6 años y desde entonces hasta día de hoy, donde se encarga de la gestión de la bodega de Grupo Dani García.

Juanma Galán, maitre y sumiller en Estimar Madrid

Sumiller autodidacta, la pasión por el mundo del vino y de la restauración llegó casi por casualidad a la vida de Juanma Galán cuando se instaló en Málaga con apenas 19 años para estudiar periodismo. Mientras cursaba su carrera, este jienense de nacimiento trabajó casi dos años en el restaurante Antonio en Torremolinos. Fue en Marbella donde el hecho de conocer a su mentor Raúl Villabrille, en Goizeko & Dalli´s, cambiaría su vida para siempre iniciándole en el mundo del vino.

Tras pasar por varios proyectos en Málaga y Sevilla, Juanma llegó a Madrid para trabajar en DiverXO, y poco después pasó a formar parte durante 3 años del equipo de Ramón Freixa. Antes de convertirse en una figura imprescindible en Estimar Madrid, Juanma trabajó en otros grandes proyectos como Azurmendi de Eneko Atxa (3*** Michelin), El Portal en Alicante, Numa Pompilio, donde se especializó en el vino italiano, y la Terraza del Casino (2** Michelin) con Paco Roncero.

Juanma Galán ha conseguido alzarse con diferentes títulos como Mejor Sumiller de Málaga en 2013, el título oficial de Sumiller por la Cámara de Comercio de Madrid y Premio Metrópoli al Sumiller del Año en 2015, y el certificado de Nivel 3 del Wines and Spirits Education Trust (WSET) en 2016.

Inés Cabanas, sumiller en Barracuda MX 

La unión de esta joven madrileña con el vino viene respaldada por tres generaciones de enólogos en su familia. Dio sus primeros pasos de la mano de su abuelo, productor de vino en Madrid y en la región vitivinícola de Toro, él se encargaba de llevarla a las vendimias y le contaba cada detalle de su proceso de elaboración. Esa pasión hizo que Inés, que goza de una extendida experiencia en hostelería, mientras trabajaba en sala, fuera aprendiendo de grandes profesionales en Madrid, Ibiza y Melbourne. Mientras continúa su formación en sumillería, asume con mucha ilusión y con el mismo entusiasmo que le inculcó abuelo, un nuevo reto como encargada de bodega y maitre en Barracuda MX.

Israel Ramírez, sumiller en Saddle

Israel Ramírez nació en el seno de una familia dedicada a la hostelería que regentaba el bar Las Campanas en Toledo. Allí encontró su verdadera pasión que fue nutriendo y puliendo con el paso de los años. Amante de los retos y curioso nato, amplió su formación en los mejores restaurantes de Toledo, Madrid y Marbella y se tituló por la WSET (una de las academias vitivinícolas más importantes del mundo) y es Certified Beer Server por Cicerone.

Tras varios años como sumiller jefe y director de vinos en Grupo Dani García, junto a Carlos García Mayorales, éste le ofreció formar parte de Saddle, donde disfruta innovando para no dejar de sorprender y fascinar al cliente.

Caroline Wästersved, sumiller en La Milla

Caroline empezó su trayectoria en la escuela ESHOB hace siete años. Durante esta época tuvo la suerte de incorporarse como sumiller en el restaurante ABaC ***, donde realmente pudo desarrollar sus conocimientos en sala y profundizar en una bodega maravillosa.

Su curiosidad por aprender aún más, le llevo a realizar los cursos de WSET en la escuela Outlookwines en Barcelona, donde fue una de los mejores estudiantes del año.

Finalizados los cursos dirigidos por David Molina, se animó a empezar el Diploma de WSET en Austria. Durante estos años involucrada en el mundo de los vinos, Caroline ha tenido la oportunidad de poder viajar y conocer una gran cantidad de vinos y muchas personas importantes para su evolución como aficionada en este mundo que nunca se termina de conocer por completo. Desde 2021 desarrolla sus habilidades como sumiller en La Milla.

Ricardo Jiménez Fernández, sumiller en Treze

Este joven de 25 años lleva en activo en la profesión 7 años. Estudió en la escuela de hostelería de Lago servicios de sala, también en la Cámara de Comercio ciclos formativos del sector y durante su trayectoria profesional ha tenido la suerte de pasar por varios restaurantes como Rooster, donde aprendió y se formó como profesional, o Triciclo, para él uno de los grandes de Madrid.

Durante 5 años se desarrolló como profesional del vino en el Restaurante Alabaster con grandes profesionales de la sala como Óscar Marcos y Francisco Ramírez. Ahora, disfruta del día a día de la gestión de la bodega del restaurante Treze desempeñando la labor de sumiller.

Judit Ayago, sumiller en Ikigai

Judit Ayago es la profesional a cargo de la bodega de Ikigai, un trabajo que requiere mucha formación, psicología y ganas de aprender continuamente. Su trayectoria profesional en hostelería comienza en Badajoz, de donde es originaria, pero fue sin embargo en Madrid, tras su paso por Angelita y durante sus seis años ocupándose de la propuesta liquida de Nakeima, donde encontró su vocación.

Judit disfruta mucho descubriendo vinos y champagnes poco conocidos para así crear una propuesta redonda en torno a la oferta gastronómica de Ikigai.

Gema Gordon, sumiller en Grupo Oter

Con más de 15 años de experiencia en el sector Horeca, Gema Gordon es titulada Sumiller a nivel Europeo por la Escuela Española de Cata, así mismo, cuenta con formación en Control de Calidad y de Gestión logística, de materiales y de la cadena de suministro. Ha trabajado como sumiller en restaurantes como La Charola y, durante cuatro años, ejerció como coordinadora de eventos y catas en La Rebelión de los Mandiles, de Grupo Vinotium.

Desde 2016, Gordon es la sumiller de Grupo Oter, desde donde coordina y gestiona la Vinoteca El Telégrafo y la bodega de restaurantes como Pez Fuego o Nuevo Gerardo, entre otros.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta