Deshidratar alimentos, una ventaja con la que no contabas

El plátano deshidratado está buenísimo, pero a pesar de que nos parezca una técnica actual es algo que lleva practicándose desde la antigüedad. Pero es ahora cuando nos hemos dado cuenta de la multitud de ventajas y beneficios que esta técnica ancestral tiene.

Si antes conseguían la deshidratación a través del calor y la energía que desprendía el sol, ahora se practica extrayendo el agua de los alimentos, a temperatura suave, mediante un deshidratador eléctrico y con el fin de alterar sus cualidades nutritivas para una mejor y duradera conservación.

La mejor técnica para que un alimento se conserve es la deshidratación y ahora vamos a descubrir las ventajas que tiene, que son muchas.

La primera ventaja de la deshidratación es el sabor, el cual se intensifica y permite disfrutar más de las frutas.

Deshidratar alimentos, una ventaja con la que no contabas

El poder de conservación es tan alto y eficaz que permite conservar excedentes de alimentos y mantenerlos frescos durante más tiempo.

Deshidratar alimentos, una ventaja con la que no contabas

También la conservación en envases herméticos durante largos periodos de tiempo, incluso años, dependiendo del grado de deshidratación al que el alimento haya sido sometido.

Deshidratar alimentos, una ventaja con la que no contabas

Si no se superan los 45ºC en el proceso de deshidratación las enzimas de los alimentos se conservan y no se pierden las propiedades nutriciones de los productos.

Deshidratar alimentos, una ventaja con la que no contabas

Nos permite tener alimentos de temporada durante todo el año sin necesidad de tener que esperar 365 días para volver a consumirlos.

Deshidratar alimentos, una ventaja con la que no contabas

Y, a niveles prácticos, se reduce el espacio de almacenaje de los alimentos, facilitando desde su transporte hasta su agrupación en los armarios.