¿Sabías que dependiendo del plan que estés haciendo puedes tomarte un tipo de gin-tonic u otro? Sí, con la ginebra también se puede innovar y experimentar, y así lo dice Amer Gourmet en el Día Mundial del Gin-tonic, que se celebra el 19 de octubre, ofreciendo unos tips para cada situación.

Y es que no es lo mismo tomarte un gin-tonic durante el día, en una atmósfera más tranquila y acogedora, que en una fiesta más nocturna y ociosa. Asimismo, hay combinaciones perfectas que harán de esta clásica y refrescante bebida una explosión de sabores.

Para el aperitivo, el clásico es tu mayor aliado

Gin MG, fabricada desde 1940 con alcohol de cereales, enebro de cosecha propia y en alambique tradicional de cobre, será la bebida perfecta para ofrecer durante un picoteo en casa. Un gin-tonic clásico pero sabroso y aromático. Además, a través de sus notas de hierba mojada, algo punzante pero muy balsámica, hace que en la boca sea sabrosa y delicada, muy aromática y con muchos recuerdos de bayas de enebro.

Además, si quieres dejar a tus comensales boquiabiertos y demostrarles tu expertise en coctelería, sírvelo con un twist de limón: este truco tan sencillo con piel de limón dará un toque muy estético a tu combinado, siguiendo fielmente la filosofía de Gin GM: tomarse muy en serio el gin-tonic.

Para una cita romántica: los matices de Le Tribute

¿No sabes qué hacer para celebrar el aniversario con tu pareja? Prepara una cena rica en casa y deléitale con un gin-tonic de Le Tribute. Se trata de una ginebra premium elaborada con ingredientes naturales como el enebro, la citronela, el coriandro y cítricos con una base de alcohol de trigo y cebada de la mejor
calidad.

Según Amer, Le Tribute es perfecta para un momento romántico, íntimo y lleno de detalles sutiles. No olvides el detalle del twist de pomelo: será el gin-tonic más original que tu invitada o invitado haya probado.

Para una fiesta al aire libre: la naturaleza y autenticidad de The Botanist

¿Te imaginas una fiesta con amigos al aire libre, con música, buen ambiente y un gin-tonic proveniente de la isla de Islay, en Escocia? The Botanist es tu mejor opción: se trata de una ginebra premium que presume de ser original y completamente única. De lenta destilación y compuesta por 31 botánicos, sentirás que estás en el epicentro de la naturaleza más pura.

Si quieres potenciar el sabor y aroma floral que le caracteriza, puedes añadir albahaca o menta. O bien, si quieres realzar su vertiente más exótica, Amer recomienda añadirle canela, frutos rojos o pomelo. El twist de naranja o limón, por si quieres darle este toque equilibrado y refrescante.

Deja un comentario