No está el sector culinario para muchas alegrías… pero somos de los que pensamos que el humor es un buen antídoto para las penas. Por eso queremos que nuestros lectores –profesionales y aficionados a la gastronomía–, al menos durante un rato y a pesar de todo, rían a mandíbula batiente. Para ello hemos invitado a desayunar porras, churros y chocolate a algunos de los cómicos más punteros del momento. Desde Ana Morgade hasta Pantomima Full, pasando por Jaime Caravaca o Marta Flich, entre otros, nos cuentan –con la boca llena– chistes, anécdotas y batallitas foodies. Que aprovechen las carcajadas.

Los cómicos que nos hacen reír con la boca llena

Foto: Pablo Lorente

Alberto Casado y Rober Bodegas dan vida al hilarante dúo Pantomima Full. Sus sketches en las redes son carne de viral, sus apariciones en los medios son constantes y asistir a ‘la girita’ de su espectáculo ‘En su cabeza era espectacular’ merece mucho mucho la pena.

La batallita: “En un restaurante de Avilés, un hombre que pidió una cazuela de bonito, tras probarla, le gritó al dueño que estaba al otro lado del local abarrotado: ‘Jesús, ¡esto está pa’ meter la polla dentro!’. Ésa fue la crítica gastronómica. Ni en DiverXO…”.

Los cómicos que nos hacen reír con la boca llena

Foto: Pablo Lorente

Cómica, guionista y actriz, Victoria Martín presenta el podcast Estirando el chicle, colabora en Vodafone Yu y Este es el Mood y su cuenta de Instagram (@LivingPostureo) es simplemente adictiva.

La confesión: “Tengo un asco terrible a los que se denominan realfooders, es la gente que más se cuida para vivir más tiempo. No entiendo a los que me dicen: ‘Yo es que como kale porque prolonga la vida’. ¿Pero quién te quiere vivo exactamente? Porque yo no”.

Los cómicos que nos hacen reír con la boca llena

Foto: Pablo Lorente

David Suárez saltó a la fama por la web serie Vincent Finch: Diario de un ego. Las redes sociales son su medio, donde su humor negro no deja a nadie indiferente. Actualmente está de gira por toda España con su espectáculo Tanta tolerancia me está ofendiendo.

El proyecto: “Siempre he querido montar un restaurante africano. Pero de comida africana de verdad: que vayas allí y no haya nada en el plato”.

Los cómicos que nos hacen reír con la boca llena

Foto: Pablo Lorente

Ana Morgade actualmente presenta el programa Yu, no te pierdas nada (que se emite en streaming en Youtube y en directo en Europa FM) y colabora de forma ocasional en El Hormiguero.

El chiste:
–Chacha, ¡qué bien te queda el bizcocho! ¡Cuéntame tu secreto!
–Me estoy zumbando a tu marido…

Los cómicos que nos hacen reír con la boca llena

Foto: Pablo Lorente

A la actriz y presentadora Marta Flich se la puede seguir a diario en el programa de Todo es mentira (Cuatro), además de en sus colaboraciones con ‘El HuffPost’ (Huffington Post), ‘24 Horas’ (RNE) y ‘Deportes Cuatro (Cuatro)’.

El chiste:
–¿A qué te dedicas?
–Soy manipulador de masas. –Ah, ¿eres político?
–No, churrero.

Reír con la boca llena

Foto: Pablo Lorente

Cómico de cabecera de La Resistencia, animando el cotarro entre bambalinas, a Jaime Caravaca también se le puede ver en acción en sus espectáculos Resistente (en solitario en La Chocita del Loro) y Jaime Caravaca & Grison Beatbox (en el Palacio de la Prensa, ambos en Madrid).

La reflexión: “Yo soy de muy buen comer, pero también hay gente de muy mal comer… Sólo digo una cosa: quien no haya robado un palillo en un bar de pintxos… esa persona no se merece la vacuna”.

Reír con la boca llena

Foto: Pablo Lorente

La actriz y presentadora Sara Escudero, además de ejercer de maestra de ceremonias y actuar como monologuista en eventos y teatros, tiene su tercer corto (Chica) rulando por festivales, colabora en Onda Cero en Más de uno con Carlos Alsina y en Por fin no es lunes con Canti. En abril publicará su cuarto libro El CaNino De Santiago.

La anécdota: “Fui a un hotel muy cuqui que tenía un restaurante más cuqui todavía. Las mesas eran súper bonitas y las sillas molonas, pero eran muy bajas… parecían un sofá y me quedaba la mesa a la altura de los ojos. Le dije al maître: ‘¿No tendrá un cojín?’. Me contestó: ‘Un cojín no, pero tengo una trona’. Y ahí me tenéis: cenando en un estrella Michelin en una trona…”.

Deja un comentario