Sabemos que los cócteles son los mejores aliados y compañeros para disfrutar de una noche después de horas de trabajo. Relajarnos en una terraza en la ciudad, o en un rooftop con amigos junto a un buen cóctel en mano, es uno de nuestros placeres favoritos.

Sin embargo, los cócteles no tienen porqué estar reservados exclusivamentes a las últimas horas de la noche, podemos ampliar la franja horaria y tomarlos incluso para el desayuno. ¿Incluso en el desayuno? Por supuesto. Ya sea un desayuno al uso de los de toda la vida, o incluso acompañando a un brunch, los cócteles pueden ser buenos aliados en las primeras horas de la mañana.

Hoy proponemos cuatro tipos de cócteles que harán que empieces más contento el día.

Desayunar con cócteles está permitido


Bloody mary
Este reconocido cóctel se hace a base de zumo de tomate y vodka. Añadiendo también sal y pimienta negra al gusto, tabasco (si te sientes con fuerzas para aguantar ese fuerte sabor) y extracto de zumo de limón o lima.

Desayunar con cócteles está permitido

Mimosa
Otro legendario cóctel elaborado con champán y zumo de naranja, al que se le añade azúcar al gusto. Se sirve muy muy frío por lo que será ideal para refrescarte en los días estivales. ¡Según dicen es muy afrodisiaco y levanta pasiones!

Desayunar con combinados está permitido

Bellini
Este cóctel de origen italiano se crea con vino espumosoprosecco – aunque también puede usarse champán o cava y zumo de melocotón. Es muy suave y no contiene mucho alcohol así que no hay de que preocuparse por tomarlo en las primeras horas del día.

Desayunar con cócteles está permitido

Sangría de cava
La estupenda sangría de cava tiene, como su propio nombre indica, el cava como ingrediente principal. También diversas frutas como melocotón, fresa y limón. Se añade azúcar al gusto y también se sirve muy muy frío, por lo que es ideal para el verano.

Samuel García

S4MU3LT4p4$12