El icónico sombrero del chef Abraham García no podía faltar tampoco en su propuesta de delivery. No nos lo encontramos sobre nuestro plato, como en las visitas a su restaurante Viridiana de Madrid. Pero sí está presente a modo de decoración en el packaging de su oferta a domicilio, a la que ha bautizado como ‘Caprichos Compartidos’ y ha definido como «delivery de mercado».

Es una buena carta de presentación, una buena introducción con la que Abraham se cuela en nuestra casa después de que tantas veces hayamos ido nosotros a la suya. Y lo hace con clásicos de Viridiana como el foie levemente ahumado, el gazpacho de fresones, las croquetas de jamón ibérico y pollo de corral o sus insuperables lentejas al curry suave con langostinos y un toque de sobrasada balear. Incluso está disponible una versión adaptada de sus míticos caracoles.

Otros manjares, eso sí, se quedan fuera de esta carta por exigencias del guión, como los huevos con trufa, por ejemplo. Y es que este guión de delivery, que cumple a rajatabla Abraham García, requiere que todos los platos sean «fáciles de transportar, calentar y emplatar sin que pierdan un ápice de sus virtudes y su identidad», explican desde el restaurante.

La verdad es que pronto dejamos de echar de menos las recetas que no están cuando las sustituimos por otras tan acertadas como las albóndigas de bonito al cilantro, los canelones de pato azulón gratinados o los morros de ternera guisados con garbanzos. Y así podríamos seguir poniendo suculentos ejemplos, apetecibles caprichos (para compartir o no), de una carta que, como sucede en el propio restaurante, toma como base la cocina tradicional, casera, de mercado, para imprimirle el personal sello de autor de uno de los grandes de nuestros fogones.

 Ha llegado para quedarse

«Caprichos Compartidos nace tras mucha reflexión para atender las necesidades de un público que quiere disfrutar de una comida fresca, de calidad y sabrosa en su domicilio, huyendo del fast food y los platos precocinados, cuando llega cansado de trabajar o no apetece arreglarse para salir a comer o cenar», explica Hernán González, mano derecha de Abraham García. «Es un servicio que estábamos trabajando desde hacía tiempo y la situación que estamos viviendo nos ha permitido poder arrancarlo con solidez».

Por tanto, Caprichos Compartidos ha llegado para quedarse y, algo muy importante en esta nueva era del delivery de calidad, apuesta por la autogestión tanto de los pedidos como del transporte, evitando a terceros con el fin de garantizar la agilidad y la calidad de cada entrega. «Como en nuestro comedor, no aceptamos más comandas por servicio de las que podemos atender de manera excelente», asegura Hernán.

Por su parte, el propio Abraham García nos explica el concepto de ‘delivery de mercado’. «Gestionamos la carta a diario, introducimos nuevas guarniciones en base a lo que recibimos de nuestros proveedores de cabecera y de la visita diaria al mercado. No cogemos pedidos con una antelación mayor a 24 horas, ya que queremos que nuestro cliente pueda disfrutar de nuestra cocina casera, rotunda, intuitiva y libre de corsés. Estamos deseando ir incorporando los nuevos productos que nos trae el buen tiempo».

Cómo hacer los pedidos

Caprichos Compartidos cuenta con una web propia. El servicio a domicilio funciona de martes a sábado de 13:00 a 15:00 y de 20:00 a 22:00 horas y los domingos a mediodía (cierran lunes y domingos por la noche) y puede solicitarse por Whatsapp a través del teléfono 600 092 627.

Desde el restaurante aconsejan pedir antes de las 12:00 horas para el turno de comidas y antes de las 19:00 horas para el de cenas. Si eres poco previsor y lo intentas fuera de estos horarios, te intentarán atender, pero no prometen nada… 

La zona de reparto a domicilio es aquella delimitada por la M30, teniendo que consultar la disponibilidad para otros destinos. El pedido mínimo del delivery es de 30 euros y los gastos de envío son 5 euros. Para recoger en el local no hay importe mínimo y en ambos casos (delivery y take away) el ticket medio ronda los 35 €. Merece mucho la pena. 

Otros deliveries que tienes que probar: 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta