Las cremas son un plato ideal para cualquier época del año. Bien puedes tomarlas muy calientes, tibias o recién sacadas de la nevera para refrescar el paladar. Nuestra receta de hoy recomendamos tomar a una temperatura media con un topping más que delicioso, albóndigas.

Ingredientes:

  • 1 Kg de tomates bien maduros (o bote grande de tomates pelados)
  • 2 cucharadas soperas de concentrado de tomate
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pizca de azúcar
  • 4 ramitas de tomillos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Sal

Para las albóndigas:

  • 200 g de carne picada
  • 1 yema de huevo
  • 1 cebolla pequeña picada muy fina
  • 3 cucharaditas de granos de comino
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Modo de preparación:

Preparar las albóndigas mezclando en un bol la carne picada, la yema de huevo, la cebolla y 2 cucharaditas de granos de comino. cubrir con papel film y reservar refrigerando durante 1 hora.

Pelar la cebolla y cortarla en rodajas. Pelar los dientes de ajo y machacarlos. Rehogar la cebolla y el ajo en una olla con aceite de oliva durante unos minutos. Añadir el concentrado de tomate y los tomates cortados en trozos. Atar juntos la hoja de laurel y las ramitas de tomillo (enganchar el otro extremo del hilo a un asa de la cazuela, es la mejor manera de no olvidarse de retirar el atadilllo en el momento de batir). Sazonar con azúcar y sal, cubrir apenas de agua y llevar a ebullición; bajar el fuego, tapar y cocer a fuego lento durante unos 15 minutos.

Al final de la cocción, retirar la olla del fuego y batir finalmente la sopa. Tapar y reservar.

Preparar las albóndigas haciendo rodar en las palmas de las manos pequeñas cantidades (más o menos en una cucharadita no colmada) de la preparación de carne. Calentar el aceite de oliva en una sartén, incorporar las albóndigas, espolvorearlas con el resto del comino y dorarlas 5 minuos. Salpimentar.

Añadir tres cuartas partes de las albóndigas a la crema de tomate y calentar de nuevo todo durante unos 5 minutos para que los sabores se mezclen. Repartir la sopa y las albóndigas restantes en los platos y servir.

Más recetas: