Detox es la primera palabra que nos viene a la cabeza tras una temporada de excesos. Y después del atracón navideño que nos hemos pegado, la tentación de las dietas milagrosas que como ya sabemos, aunque puede que al principio pierdas peso rápido, lo volverás a coger y, además y aún más importante, es que, tu cuerpo no conseguirá restaurarse.

Por eso hemos hablado con Mariana Aróstegui, una experta nutricionista, para saber qué es lo recomendable. «Tras los excesos es necesario darle un respiro a tu cuerpo para reducir la inflamación y depurar los residuos acumulados como el azúcar, el alcohol, los fritos o los procesados han hecho trabajar a tu cuerpo más de lo debido y, en paralelo, le han hecho envejecer más rápido.

Se trata de hacer unos días de dieta depurativa saludable para resetear el organismo. De hecho, dedicar unos días a depurar el cuerpo es la mejor forma de preparar el cuerpo y de reforzar el sistema inmune», cita la experta. De esta manera, nos propone una serie de pautas importantes antes de presentarnos su plan detox de tres días

Dieta depurativa

Si vas a llevar a cabo una dieta depurativa se recomienda eliminar de la dieta durante unos días los siguientes productos: todos los azúcares, el alcohol, las carnes procesadas (fiambres, salchichas, hamburguesas, etc.), los lácteos (sobre todo la leche), los cereales refinados y sus procesados (panes, bollerías, galletas, masas, etc.) y cualquier alimento industrial.

Por lo tanto, lo que sí se debe incluir en la dieta son: las verduras en grandes cantidades,  fruta, proteína animal de calidad (huevo y pollo de corral o ecológico, pescados salvajes de pequeño tamaño o algo de carne roja de animales de pasto), legumbres, cereales integrales como el arroz la quinoa o el trigo sarraceno, hierbas y especias y dosis generosas de grasas buenas como el aguacate, los frutos secos, las semillas, el aceite de oliva virgen extra, el cacao o los derivados del coco.

Mariana Aróstegui también señala que «durante estos días es muy importante beber mucho líquido en forma de agua y de infusiones, tomar caldo de huesos -que es un caldo cocinado a fuego lento con huesos y verduras- descansar y evitar esfuerzos, así como tomar algo de luz solar. Es importante también dejar periodos de reposo al sistema digestivo, por lo que practicar ayuno intermitente o espaciar las comidas puede ayudar mucho en el proceso. Por último, darte un masaje relajante o pasar un rato en una sauna o baño turco también pueden ayudarte mucho en el proceso.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la depuración puede generar algunos síntomas como dolores de cabeza, aturdimiento, cansancio y aletargamiento, etc., que son perfectamente normales. Pero, si por alguna razón no te encuentras bien, corta el proceso inmediatamente».

Si quieres un plan depurativo más específico, la experta ha elaborado para nosotros uno muy saludable y nutritivo de tres días de duración, perfecto para resetear tu organismo: