La cúrcuma, una planta herbácea originaria de la India, es una especia muy apreciada porque ofrece una gran versatilidad gastronómica. No sólo es un aderezo que alegra tus platos con su color amarillo mostaza y sabor tan característico, también lleva formando parte de la medicina alternativa desde hace cientos de años.

Por eso proponemos una selección de platos para que les saques partido, y de paso te aproveches de sus múltiples beneficios: reduce de la acidez de estómago, es beneficioso para el hígado, aliado en la lucha contra el cáncer y la depresión, fortalece el corazón y mejora el sistema respiratorio. ¡Si es que lo tiene todo!

¿Cocinamos?

Si preparas burritos puedes añadir en la salsa una pequeña cucharadita de cúrcuma para potenciar el sabor.

¿Cocinamos?

Para un arroz meloso con verduras y boletus, qué mejor que dar vida y color al plato que con cúrcuma. Esta especia además mejorará el olor de tus comidas.

¿Cocinamos?

Otra manera de preparar el pollo frito es rebozándolo con cúrcuma, que conjuga muy bien con el toque de jamón ibérico.

¿Cocinamos?

Si haces una crema de calabaza unos toquecitos de cúrcuma te permitirán dejar de lado la sal.

¿Cocinamos?

Para un pescado blanco, generalmente soso, puedes espolvorear en la salsa algo de cúrcuma y obtendrás un plato sabroso.

¿Cocinamos?

Dale alegría a una brocheta con el potente sabor a cúrcuma.

¿Cocinamos?

Esta especia también es un potenciador de sabor para cualquier plato de legumbres,: pruébalo sin dudar con unas lentejas.

[td_smart_list_end]