Aunque Carme Ruscalleda (San Pol de Mar, 1952) brilla por sí sola, también hay cosas que le hacen fruncir un poquito el ceño. Y no es que digamos que es una de las mejores chefs del planeta, simplemente que su fama le precede: Carme es la chef con más estrellas Michelin de España (es la única mujer del mundo en poseer 7 estrellas de la guía francesa) además de la máxima calificación en la Guía Repsol, nada menos que 3 soles.

Desde que en julio de 1988 abriese junto a su marido Toni Balam el restaurante Sant Pau, la chef catalana no ha dejado de coleccionar premios y reconocimientos. A los tres años de poner en marcha su negocio consiguió su primera estrella Michelin, en 1996 la segunda y en 2006 la tercera. El brillo de tan altos reconocimientos no cegó a Carme Ruscalleda, que lejos de acomodarse, en 2004 abrió otro restaurante homónimo en Tokio, llevando así la comida catalana al mundo oriental. Todo un éxito.

Una colección de éxitos

De las siete estrellas que Ruscalleda atesora, tres son por su restaurante Sant Pau en San Pol de Mar, dos por Moments, en Barcelona al frente de cuyas cocinas se encuentra su hijo Raül Balam y dos más por el restaurante Sant Pau en Tokio.

Su cocina, basada fundamentalmente en la gastronomía catalana, le ha valido además de para conquistar la Guía Repsol, donde la chef está valorada con tres soles. ¡Ahí es nada!

Y si este camino de éxitos nos deja bien claro qué le gusta (y qué se le da de maravilla) a la chef, Carmen Ruscalleda nos ha confesa algunas cosas que no traga. Ni por muy bien maridadas que estén. He aquí las cinco cosas que sacan de quicio a la mujer con más estrellas Michelin del planeta.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta