Después de cuatro años, el mítico Sant Pau de Sant Pol de Mar reabre sus puertas la primera semana de junio. El reconocido cocinero Raül Balam, hijo de la chef Carme Ruscalleda (la única mujer del mundo que posee siete estrellas de la Guía Michelín) y Toni Balam, será el que se encargue del restaurante que sus padres fundaron en 1988. «Cuina Sant Pau tendrá un estilo totalmente diferente del Sant Pau. De hecho, se llama Cuina porque queremos alejarnos de la palabra restaurante«, dice Balam.

Sant Pau es un proyecto asociado con el chef brasileño Murilo Alves Rodrigues, amigo y socio de Balam desde hace años. Ambos han trabajado en Sant Pau (que cerró en 2018 y que ahora reabre) y Moments. Su objetivo es crear un ambiente más informal, más directo, que respete la tradición y la estacionalidad pero de una forma distinta. Además, conservarán parte de la decoración original del lugar, como cuadros, fotos, cartas y vajillas que rinden homenaje a todos esos años de servicio.

Sant Pau ofrecerá cocina tradicional, y platillos actuales e internacionales. También mantendrán la gastronomía de las fiestas locales, crema catalana, buñuelos, y tendrán en el menú platos individuales y para compartir. Siempre utilizando ingredientes frescos y de proximidad. «La cocina de mi familia empezó en los bares, en un pequeño supermercado donde hacían comida para llevar, la gente de Barcelona venía a comprar canelones. Estos canelones deben estar a toda costa, así como recetas míticas de la madre», destaca.

Otros proyectos de Raül Balam

El chef Raül Balam también ha dirigido el restaurante Moments del Hotel Mandarin Oriental de Barcelona, un proyecto en donde trabajó con su madre y con su colega Alves. En este lugar ganó dos estrellas Michelin. Además, ha estado a cargo de la cocina del restaurante Drac Calella, del Hotel Sant Jordi Boutique y del Sant Pau en Tokio, que abrió en 2004.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta