El día 4 de octubre se celebra el Día Internacional del Vodka, el destilado que causaba furor en los años 90’s. Series como Sexo en Nueva York y la pasión de sus protagonistas por cócteles a base de vodka como el Cosmopólitan o el Sex On The Beach, han hecho que esta bebida espirituosa se haya mantenido en la cresta de la ola.

El vodka es una bebida versátil en la coctelería debido a su carácter neutro y fácil de mezclar. A pesar de que países del norte de Europa lo vieron nacer, como Rusia o Polonia, lo cierto es que el vodka no tiene denominación de origen, se puede producir en cualquier parte del mundo.

Cinco cócteles de vodka que no pasan de moda

Cosmopólitan

Unsplash

El origen del Cosmopólitan no se conocen con exactitud, pero en los años 30 ya se preparaba un combinado parecido a base de zumo de limón y jarabe de frambuesa. Otros sitúan sus orígenes en los años 80 del siglo anterior en un bar de Miami.

La receta más extendida de del Cosmopólitan lleva vodka, licor triple seco, zumo de arándanos, zumo de limón y un trozo de corteza de naranja

Cinco cócteles de vodka que no pasan de moda

Sex On The Beach

Pexels

El Sex on the beach es perfecto para los amantes de los cócteles con tintes afrutados y dulces. Que su nombre no dé lugar a error porque este cóctel es ideal en cualquier época del año. Eso sí, ¡cuidado! porque su rico sabor hará camuflar la cantidad de alcohol que contiene.

Este cóctel se elabora a base de vodka, licor de melocotón, zumo de arándano, de naranja y frutos rojos como decoración.

Cinco cócteles de vodka que no pasan de moda

Bloody Mary

El Bloody Mary es uno de los más conocidos. El nombre de Bloody Mary viene de María I de Inglaterra, llamada comúnmente María Tudor. Era conocida por ser muy sanguinaria y por ello se le puso este nombre al cóctel debido a su color rojo por el zumo de tomate.

Este cóctel se prepara a base de vodka, zumo de tomate, salsa Perrins, salsa de Tabasco, zumo de limón, pimienta, sal y apio.

Cinco cócteles de vodka que no pasan de moda

Destornillador

El origen de este cóctel se remonta a los años 50, época en la que era muy habitual mezclar vodka con jugos naturales. Su nombre proviene de los obreros petroleros estadounidenses, que a falta de una varilla removían esta bebida con un destornillador.

El Destornillador se elabora a base de vodka, zumo de naranja, cerezas, hielo y una rodaja de naranja.

Deja un comentario