En principio cuando alguien habla de cerveza se nos viene a la mente esa bebida alcohólica de sabor amargo elaborada con cebada u otros cereales, y aromatizada, muchas veces, con lúpulo.

Sin embargo, el auge de las cervezas artesanales ha traído consigo que las empresas cerveceras innoven en la fórmula mezclando sabores. Sabores que, en ocasiones, son difíciles de casar con el trigo o la cebada…

Te mostramos algunos de los más curiosos y uno en especial dedicado a los paladares más navideños:

1. La cerveza más dulce

La ‘Allie’s Donuts Double Chocolate Porter’ es una cerveza negra con un fuerte aroma a chocolate y vainilla. Se creó como homenaje al dueño de una tienda de Donuts famosísima de Rhode Island que porta el mismo nombre que la cerveza. La empresa que dio vida a esta propuesta fue Narragansett Brewing Company.

2. Esta cerveza sí que es la leche

A grandes males, grandes soluciones. Eso fue lo que debió pensar el dueño de la empresa japonesa Abashiri que, tras enterarse que existía una superproducción de leche en el país y que se iban a desechar muchos litros, decidió aportar su granito de arena y, como remedio, con los excedentes del lácteo comenzó a elaborar una nueva cerveza con ellos. De ahí surgió la cerveza Bilk, mezcla de ‘milk’ y ‘beer’. Brutal.

 

3. La cerveza más italiana

Lo de unir pizza y cerveza no suena tan disparatado. De hecho, es una combinación bastante usual. Eso sí, beberte una birra con sabor a ajo, albahaca, tomate y orégano, igual sí que suena un poco loco.

En cualquier caso, los hermanos Tom y Athena Seefurth, artesanos productores de bebidas, decidieron sacar al mercado una cerveza con sabor a pizza, La Pizza Beer Mamma Mía.

 

4. La cerveza más picantona

Uno de los ingredientes que más triunfa en Japón, sin duda, es el wasabi. Esa  ‘pastita verde’ no apta para intolerantes al picante (pica y mucho, incluso si estás acostumbrado). Aunque este contexto solo apto para valientes no ha frenado a una empresa japonesa para crear la Miyamori Wasabi Ale. Se trata de una birra de color verde, elaborada con wasabi. Eso sí, el picor se entremezcla con el resto de ingredientes y no pica tanto.

 

5. La cerveza con el sabor más navideño, turrón

Con motivo de la Navidad, Amstel lanza una edición limitada inspirada en uno de los dulces más tradicionales de esta época, el turrón. Los sabores navideños y los orígenes valencianos de la marca han inspirado este lanzamiento de Amstel. Una bebida que combina el saber hacer de los maestros cerveceros valencianos con los maestros turroneros de Jijona en un formato sorprendente: la cerveza.