Tortilla, ensaladilla, jamón, calamares, bravas, oreja, torreznos, huevos rotos… y podríamos citar muchas más, pero no acabaríamos nunca. Porque las tapas, esos bocados que siempre solemos acompañar de una bebida, son indiscutiblemente una de las mayores señas de identidad de la gastronomía española. Nos encantan, es algo que no podemos negar (y menos nosotros…), y por eso están ampliamente extendidas por todo nuestro territorio: cada región les rinde homenaje a su manera. Tanto es así que han acabado convirtiéndose en todo un hito a nivel internacional. Y de ahí que cada año se celebre el Día Mundial de la Tapa, que en esta ocasión tiene lugar el 16 de junio, es decir, hoy. Recorrer bares y restaurantes probando sus mejores propuestas es un planazo. Así que, ¿te vienes de tapas?

Planta Z Food Truck & Terrace

La terraza de Canopy by Hilton Madrid Castellana, ubicada en el corazón del distrito de Azca, propone un «mix & match» de tapa y cóctel bastante apetecible. Sobre el mantel, patatas bravas, croquetas de jamón, bocata de calamares con mayonesa de lima, ensaladilla rusa y brochetas de tomate y mozzarella. Por su parte, el envite líquido lo protagonizan mojitos, caipirinhas, daiquiris, bloody maries y margaritas.

Colósimo

Esta moderna taberna es el sabroso proyecto de los hermanos gaditanos Ricardo, Mané y Paco Romero, que tras formarse en interesantes fogones, llevan tres años enamorando al barrio de Salamanca. La estrella de la casa es la reina del tapeo: su espectacular tortilla de patata (con cebolla) no falta en ningún top. Pero lo cierto es que la carta -cortita y apetecible de principio a fin- tiene una sección de picoteo ideal para compartir y para disfrutar de sus recetas (hay que probar la ensaladilla suave y buena mayonesa y las croquetas de puchero) en cualquiera de sus tres espacios… ¿barra, sala o terraza?

Ponzano

Situado en una de las calles más animadas del barrio de Chamberí, es todo un referente cuando lo que se busca es cocina de toda la vida. Con un excelente producto de mercado, lleva más de 30 años ofreciendo su buen hacer y, sin duda, estar en su barra apetece, porque tiene opciones para todos: escabeches, tortillas, huevos rotos, chacinas, boquerones, bravas… Eso sí, se empieza por el tapeo y se acaba con el chuletón, porque es prácticamente imposible resistirse a la espectacular vitrina de lomos que tiene Paco García.

El Jardín de Alma

Producto, calidad y tradición son los tres pilares que definen la cocina de mercado de este vergel de Arturo Soria con tres zonas bien diferenciadas donde el tiempo se detiene: el chill out, el jardín trasero y la sala acristalada con su terraza techada. Para celebrar el Día Mundial de la Tapa nos quedamos en el jardín de la entrada, en sus mesas altas y sofás -donde no es necesario reservar- y disfrutamos de sus recetas más informales. También podemos añadir un toque de distinción y pedir ostras… con champagne o no.

Uskar

La barra de este bar restaurante de la zona de Embajadores bien merece una visita, ya que como cuenta José Miguel Valdivieso, chef y propietario junto a Ritar Gª Fuster, «la gente empieza pidiendo la ensaladilla y al final se pide un Senyoret». Y es que la cocina de mercado, de autor y de la abuela «con vanguardia» de este chef autodidacta, enamora. ¿Sus imprescindibles? La tabla de quesos de Húescar, la ensaladilla rusa con espuma de mayonesa de piparras y los torreznos crujientes con mayonesa de kimchie.

Volea

Se trata del proyecto más personal de Óscar Portal y Jorge Dávila. Un remanso de paz dentro de un club de pádel -de ahí el nombre- donde tomar el aperitivo, comer, copear, cenar… A la zona de barra, por cierto, acaban de llegar novedades como la ensaladilla de bogavante con espuma de mahonesa. Y sus hits hasta el momento son las patatas bravas con alioli, las anchoas con ponzu de trufas y las croquetas cremosas de jamón con romescu.

Casa Orellana

Guillermo Salazar ha conquistado al público madrileño con una propuesta castiza y actual de barra de picoteo que, como no podía ser de otra manera, está protagonizada por los sabores de siempre, sin artificios, y por un buen producto. Y de ahí que hasta el 19 de junio la casa de comidas ofrezca su ensaladilla de atún en escabeche casero acompañada de un vermú artesanal elaborado especialmente para la ocasión.

Café Comercial

El legendario café, imprescindible en la vida cultural y social madrileña durante más de 132 años, hará las delicias de los comensales con su ya icónico mejillón tigre tradicional, que se servirá acompañado de un vermú confeccionado exclusivamente por el Día Mundial de la Tapa. Para el que quiera ir más allá, la carta de Pepe Roch apuesta por los sabores castizos con especial protagonismo del producto local. Pasen y vean.

La Parrilla de la Máquina

El del Grupo La Máquina celebra este día incluyendo en su menú distintas tapas. A saber: ensaladilla rusa, croquetas cremosas caseras o de carabineros… Pero también las alcachofas a la parrilla con lascas de Ibérico, el puerro confitado a la brasa con romesco y el aguacate con carabinero a la plancha. Además de estos bocados, el comensal puede degustar sus carnes, como la chuleta de raza Ayrshire; sus verduras, como el pisto casero; o sus platos llegados directamente desde la lonja, como el rape, la lubina o el calamar.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta