Los cambios de tiempo nos dejan el estómago descompensado; lo mismo encontramos apetito en una crema caliente que lo hacemos en un sorbete de limón, pero si nos pasamos al caldo de pescado, encontraremos el calor del pescado y el frescor de unas verduras recién traídas del mercado.

¿Te apetece un ligero caldo de pescado blanco (suave) y unas verduras?

El nuestro ya está hecho, te toca a ti.

Ingredientes:

  • ½ cabeza de merluza.
  • 2 rodajas de merluza.
  • 1 cebolleta.
  • 2 puerros.
  • 1 zanahoria.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pimiento rojo

Preparación:

Limpiamos las verduras y las añadimos a una olla con agua que cubra hasta la mitad del depósito. Dejamos cocer, junto con la cabeza de merluza y las dos rodajas durante 20 minutos, retirando la espuma que se queda en la superficie del agua.

Podemos servir directamente de la cazuela añadiendo en cada ración una rodaja de merluza y algo de verdura o podemos colar el caldo y tomar un consomé de pescado.