Algunas empresas grandes como Mercadona están limitando la compra de hielo para sus usuarios a un máximo de cinco bolsas esto, de forma temporal, mientras se logra una solución al problema. “Hemos procedido a limitar la venta de hielo debido al aumento de la demanda por las altas temperaturas, que está provocando acaparamientos, y que hace que tengamos circunstancias objetivas para hacerlo” comenta Álvaro Mahorte, responsable de comunicación de Mercadona. Otros como Consum redujeron el máximo de compra a dos bolsas por persona y por día. 

Muchos alegan que la causa del problema se debe a los costes de producción del hielo. Se ha experimentado una fuerte subida del precio de la luz en el país, además de la inflación.

Por otro lado, al estar experimentando tan altas temperaturas, la demanda de hielo ha aumentado hasta un 30% más que en otros años. Esta es la causa más comentada, sin embargo, puede deberse a otros factores adicionales. Hosteleros como Dunia Moreno, propietaria de GreenVita en Barcelona, no solo atribuye este problema al coste de energía sino también al coste del transporte y del plástico que deben de asumir los productores de hielo.

“Nosotros abastecemos comprando incluso en ‘el chino’, pero nos han limitado. Siempre compro el máximo que se puede” comenta Javier Fabo Aranzabal, propietario del restaurante Amara en Sevilla. Más allá de las consecuencias económicas que puedan experimentar los hosteleros, Javier Fabo Aranzabal también afirmó que es agotador a nivel mental porque tienes que cambiar los sistemas y ritmos de trabajo.  

Trabajador sacando hielo de una máquina expendedora.

“Los hosteleros nos adaptamos mucho y por sobrevivir hacemos lo que sea. Ajustarnos y reírnos de ello un poco” comenta Javier Fabo Aranzabal, sin embargo también añade que le parece más grave el tema de los aires acondicionados donde, por regulación, se les pide a los hoteleros no bajar sus aires acondicionados más allá de 27 grados. Esto provoca incomodidad a los clientes y por ende consecuencias negativas para los negocios.  

“No nos hemos visto afectados directamente porque tenemos nuestra propia máquina para producir hielo, pero restauradores vecinos han venido en varias ocasiones a coger hielo a GreenVita. Otros se están sobre abasteciendo lo que empeora la situación” afirmó Dunia Moreno propietaria de GreenVita. 

Actualmente, festividades importantes de verano en territorio nacional como La Feria de Málaga se están viendo en riesgo por el desabastecimiento, ya que el alza del precio de la luz afectó el almacenamiento del hielo durante el invierno y ahora, las empresas trabajan a toda marcha para poder proveer al sector hostelero. Existe incertidumbre sobre cómo se desarrollará en días posteriores esta situación. 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta