Su paso por MasterChef podría calificarse como ejemplar, y es que la actitud de Ana durante el talent culinario ha sido de todo menos llamativa. Lejos de los gallos y pollos del corral – que tanto han marcado esta última edición –, la joven empresaria ha demostrado que para ganar también es importante la humildad, y así lo demuestra con su nuevo libro de recetas.

«Mi sensación siempre ha sido de incertidumbre, sobre todo al principio que no sabía qué iba a pasar. Yo pensaba que no me iban a coger en ningún momento hasta que poco a poco se fue dando y fui estando cada vez más segura de mí misma, hasta llegar a ese combate a tres, e incluso ganarlo».

Y aunque su último menú vencedor fue calificado por Joan Roca como «un plato de tres estrellas Michelin», su afán por la cocina no le ha venido precisamente heredado. «En casa no se cocina gastronomía tradicional, más bien lo básico para alimentarnos. Mi afición por la cocina viene del hecho de que me gusta comer, de pequeña siempre he querido saber cómo se hacían los platos que cocinaban las madres de mis amigas».

Las Recetas de Ana 

Actualmente combina los fogones con otra de sus principales pasiones, la orfebrería. «Son mis dos grandes facetas, no me gustaría abandonar ninguna de ellas. Las dos cosas me parecen una forma de plasmar una identidad, y la creatividad que creo que tengo me hace posible desarrollar tanto unos pendientes como un plato». Ya nos lo demostró en el programa con su ‘Plato y joya como lujo’, a lo que añade: «Me encantaría unir los dos caminos y seguiré empeñándome para juntarlos lo más posible. De momento ya he sacado una línea de delantales, manteles y accesorios de cocina. Ha sido la primera manera que he sabido juntar las dos cosas».

Pero estos días, además, ha presentado su nuevo libro ‘Las Recetas de Ana’, en el cual muestra sus mejores creaciones, desde una ensalada fresca marina, pasando por una sopa de cebolla, hasta un cremoso de chocolate. «En el libro comparto un montón de recetas sencillas, económicas y tradicionales de productos que puede encontrar todo el mundo en el supermercado. Es un libro que puede gustar a los más pequeños de la casa como a los mayores».

La receta:

Ensalada fresca marinada

Ingredientes:

1 langosta australiana cocida
1 cigarra mariposa cocida(o 1 cigala cocida)
5 nueces de macadamia.
1 aguacate pequeño y maduro
1 cucharada de miel
1/2 cucharada de mostaza de Dijon
1/2 limón
8 alcaparras
2 anchoas
Guindilla
Vinagre de vino blanco
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

1. Partir la langosta y la cigarra en dados de unos 2 cm e incorporar a un bol junto con el aguacate cortado en daditos y las nueces de macadamia troceadas.

2. Mezclar la miel con el zumo del limón, las anchoas cortada en minibrunoise, un trocito de guindilla, las alcaparras, un chorro de aceite, vinagre al gusto y la mostaza de Dijon.

3. Aliñar la ensalada con la vinagreta y reservar en el frigorífico durante 1 h antes de servir.

Deja un comentario