5 Alternativas al azúcar blanco ¿Por cuál decantarse?

Todos sabemos que las últimas investigaciones no hablan muy bien del azúcar blanco, ese que muchos consideraban “de mesa” y que ahora no quieren ni tener guardado en la despensa. Se dice que es uno de los cinco venenos blancos de la actualidad, que es adictivo y perjudicial para nuestro organismo porque, entre otras cosas, absorbe nuestro calcio. Además de ser uno de los causantes de enfermedades como la diabetes o la obesidad.

Investigaciones aparte, el azúcar blanco en sí es un endulzante de origen natural que se obtiene de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera, y que se somete a procesos industriales de refinamiento y purificación química (sulfitación). Tiene un gran porcentaje de sacarosa y es una fuente de calorías, pero de calorías vacías, es decir, ausente de minerales y vitaminas.

Si eres los que no le hace sitio en su cocina a lo refinado, pero no quieres renunciar a endulzar tus comidas y bebidas, aquí te proponemos 5 alternativas.

5 Alternativas al azúcar blanco ¿Por cuál decantarse?

Se obtiene al cocer el jugo de la caña de azúcar. El agua se evapora, los azúcares naturales se concentran y aparece una textura parecida a la miel de abeja, pero más espesa y oscura. Y cuanto más oscura, ¡mejor!

Baja en calorías, digestiva y con propiedades laxantes, aporta vitaminas y minerales. Contiene glucosa e hidratos de carbono por lo que se recomienda a deportistas, a personas con anemia por su contenido en hierro, y también a diabéticos, por su índice glucémico moderado que evita picos de azúcar en la sangre. Además, es beneficiosa para el cabello y los huesos. ¿Se le puede pedir más?

Quizá su color oscuro y su textura no te atraiga demasiado en un primer momento, pero es ideal para elaborar postres, endulzar salsas y yogures, o darle un toque diferente a tostadas, fruta o queso.

© Pinterest: natursan.net

5 Alternativas al azúcar blanco ¿Por cuál decantarse?

Al igual que la melaza, la panela proviene del jugo de la caña de azúcar. Una vez cocido el jugo y formada la melaza, ésta se pasa a unos moldes donde se seca hasta que se solidifica. Para entenderlo fácilmente: la panela es la melaza solidificada. Y si siguiéramos un paso más en el proceso de purificación, obtendríamos azúcar moreno.

La panela, por lo tanto, es el azúcar más puro y natural: ni se purifica, ni se blanquea, ni se refina. Y no se le añaden químicos, por lo que conserva todos sus nutrientes, vitaminas y minerales. Tiene un bajo contenido en glucosa, pero gran valor energético aportando hidratos de carbono.

Podemos encontrarla en bloque o en polvo, pero esta segunda opción es mucho más cómoda para añadirla a todo tipo de comidas o bebidas, sin tener que rayarla previamente, igual que haríamos con el azúcar blanco.

© Pinterest: barcelonalternativa.es

5 Alternativas al azúcar blanco ¿Por cuál decantarse?

El sirope de agave proviene de México y se extrae de una planta parecida a un cactus llamada maguey.

Su textura y su color es similar al de la miel, pero su índice glucémico es bastante más bajo. No obstante, endulza el doble que el azúcar, así que no te pases y acuérdate de echar menos cantidad.

Si eres vegano, usa el sirope como sustituto de la miel para endulzar tus bebidas, yogures o agregar a tus salsas. Además, ¡existe su versión en polvo y monodosis en sobres para llevar en el bolso!

5 Alternativas al azúcar blanco ¿Por cuál decantarse?

¿Qué decir que no sepamos de un producto que fabrican las abejas, esos maravillosos insectos que se organizan mejor y nos dan tres mil vueltas a los humanos?

La miel es el sustituto del azúcar más famoso y más usado. Su poder endulzante es mayor, y también su aporte calórico. Sin embargo, sus nutrientes y sus beneficios son incontables, por eso se ha usado tanto (y se sigue usando) en la medicina popular.

Eso sí, olvídate de la miel industrial: le habrán añadido ingredientes y habrá perdido la mitad de sus nutrientes, y el sabor no tiene nada que ver. La miel, cuanto más natural y artesana, mejor. Y ya si conoces a alguien que tiene colmenas y saca su propia miel, y puedes conseguir uno de esos tarros, ¡entonces puedes sentirte una persona muy afortunada!

5 Alternativas al azúcar blanco ¿Por cuál decantarse?

La stevia, o estevia, es una planta que procede de América del Sur. Es opción más dulce de todas (70 veces más que el azúcar blanco) pero sin embargo la más natural.

Ni tiene calorías ni incrementa los niveles de glucosa en nuestra sangre. Es antioxidante, antibacteriana y cicatrizante. Ayuda a bajar la tensión si la tenemos alta, favorece la digestión y se recomienda en caso de diabetes.

Si queremos que sea totalmente natural y que conserve todos sus principios activos y medicinales, lo mejor es comprar la planta tal cual – podemos encontrarla en herbolarios – y evitar la que viene en formato líquido o en sobres, ya que puede perder sus propiedades o incluso contener edulcorante artificial.

Con la planta podemos hacer una infusión de estevia, o bien añadir unas hojas secas al té, al café u otro tipo de infusión que queramos endulzar. Otra opción es triturar las hojas hasta que quede un polvo verde que podemos añadir o espolvorear a lo que queramos, ya sean unas tostadas con aceite de oliva, un yogur o para hacer mermelada.

© Pinterest: Ojo del tiempo.