48 horas para soñar el mejor Cáceres

Recinto amurallado, el centro de la villa se erige sobre una suave loma parte de la Sierra de la Mosca, desde la que se atisba el valle del río Tajo y la silueta de la sierra de Gredos. Por partes, os presentamos una propuesta de ocio de dos días para soñar, comer, visitar y respirar el mejor Cáceres posible.

48 horas para soñar el mejor Cáceres

Dónde alojarse.

Probablemente el mejor hotel de la ciudad es Atrio. Ubicado e integrado con un cuidado y gusto exquisitos en el marco pétreo de la calzada medieval del interior de la muralla, su interior rompe con el exterior rústico que se camufla a la perfección en la plaza de San Mateo. La nueva estructura de esta propuesta de vanguardia gestionada por José Polo y Toño Pérez fueron concebidas por los arquitectos Emilio Tuñón y Luis Mansilla hace unos tres años entre no pocas polémicas. El edificio, que se levantaría reformando dos edificios antiguos, entre ellos las cuadras abandonadas de la antaño poderosa familia noble de los Golfines, tuvo que enfrentarse a quienes no confiaban en que un proyecto contemporáneo pudiera encontrar la armonía en un paisaje urbano medieval.

Dejando a un lado las controversias, el hotel es hoy un lugar de descanso y relax (haciendo buena justicia al nombre de la exclusiva cadena hotelera a la que pertenece, Relais & Chateaux) que reúne joyas varias:

ARTE Y ARQUITECTURA: El sobrio minimalismo proporciona una experiencia de desconexión redonda: ello lo hacen posible el color blanco siempre reinante, o las pozas de la azotea en las que darse un chapuzón rodeados de historia. Las suites, de entre 60 y 100 metros cuadrados, son también pinacotecas: piezas originales de Andy Warhol, Tapiès o Saura se encontrarán decorando sus paredes. La amistad personal de los creadores de Atrio con la galerista alemana Helga de Alvear -quien también gestiona una galería en la madrileña calle Dr. Fourquet- les ha permitido albergar estas joyas del arte contemporáneo así como numerosos catálogos de arte.

48 horas para soñar el mejor Cáceres

LOS VINOS: Más de dos mil vinos integran la carta del hotel y el listado sigue en aumento. El sótano del edificio cuenta con una de las mejores bodegas del mundo, donde más de 42.000 botellas son almacenadas y catalogadas por fecha: la más antigua data de 1806 y muchas otras fueron obtenidas mediante subasta como auténticas piezas de coleccionista de valor incalculable. A pesar de estar a la venta, los dueños prefieren mantenerlas en esta extraordinaria y particular vinoteca.

48 horas para soñar el mejor Cáceres

LA COCINA: Todo en uno. Te lo contamos en el siguiente apartado.

48 horas para soñar el mejor Cáceres

Dónde comer.

No nos movemos del sitio. El restaurante de Atrio, con su trayectoria de 25 años, ha diseñado un modus operandi de lo más generoso: «Invitar a la primera copa, mostrar la bodega y hacer ‘formación y orientación’ potenciando las catas en mesa para conocer más sobre el vino».

Con un equipo rápido, eficaz y coordinado a la perfección, el restaurante, además de traer dos estrellas Michelín en el plato, es un lugar muy agradable, bañado por la luz del jardín y, cómo no, decorado por obras de los artistas ya mencionados.

La cocina de Toño Pérez, cacereño formado en Bellas Artes, habla «de mi madre, de mi tierra extremeña y en fin, de mis raíces, dentro de su modernidad».

48 horas para soñar el mejor Cáceres

Qué visitar. 

A unas calles del hotel encontramos el centro de artes visuales Helga de Alvear, espacio para el arte contemporáneo en pleno casco histórico de la ciudad. Actualmente, el centro acoge una exposición interdisciplinar sobre el concepto de naturaleza y paisaje: ‘Todas las palabras para decir roca. Naturaleza y conflicto’ que incluyen fotografía, o la muestra fotográfica del joven y entonces rompedor Jürgen Klauke.

Las varias estancias que Joaquín Sorolla y las obras que de ellas nacieron se pueden disfrutar ahora en la muestra que concluye esta semana del Museo de Cáceres.

En el centro se puede visitar también la institución cultural Fundación Mercedes Calle, y el Archivo histórico del Palacio de los Golfines de Abajo, monumental edificio medieval.

Recomendamos también acercarse al Museo Vostell Malpartida, a las afueras de Cáceres, del artista alemán Wolf Vostell, uno de los mayores representantes del fluxus. El centro aúna conceptualismo y vanguardia en un entorno rural y campestre.

48 horas para soñar el mejor Cáceres

Respirar historia. 

El paseo por el centro de los centros de la ciudad es un recorrido de historia que, a diferencia de otros lugares, se puede sentir, apreciar y disfrutar a golpe de vista: el cuidado del casco se ha hecho con gran esmero, si bien hay quien se queja de las juntas desgastadas de las piedras de la calzada. Es por esta identificación clara con el pasado de la ciudad que escenas de la serie española Isabel fueron grabadas en la propia plaza de San Mateo. Ver la Torre de Sande, espectacular en verano cuando su parra virgen gana frondosidad y verdor.

Una descripción mucho más detallada sobre la historia y los edificios patrimonio histórico de interés se puede encontrar en la página de la Junta de Extremadura.

Para descansar tras varias horas de turismo, los Baños Árabes el Aljibe son muy recomendables. Un espacio para desconectar –más aún- y darse un baño de historia al estilo del hamam.

48 horas para soñar el mejor Cáceres

Hace unos días, 40.000 extremeños se unieron en el centro de Madrid para protestar por la falta de “un tren del siglo XXI” que conecte la comunidad con ciudades como Madrid o Lisboa rápida y eficazmente, movimiento que se siguió en redes bajo el hashtag #TrenDignoYa. Además, se quejan, la región siempre ha estado comunicada por malas carreteras que hacían el viaje irrisoriamente largo y aparatoso.

[td_smart_list_end]