Se llama To Be Honest y, aunque es completo desconocido para nosotros, no podemos dejar de pensar en bebernos una copita de este tinto.

Ha nacido de la nada. Bueno,  más bien de la idea de Matt Bellassai, y ha conseguido llegar a lo más alto, teniendo en cuenta su creación casera y de consumo personal; así que no dudamos de que en cada trago va una pequeña parte de este hombre que un buen día le dio por sacar al mercado una marca de vinos.

Un vino tinto que, a 13$ la botella y a la venta a través de Winc, ofrece una mezcla de Sangiovese, Cabernet Franc, Merlot y Grenache, que supone la mejor forma de terminar el día o, si eres una persona atrevida, de empezarlo.

Con To Be Honest asistimos a un tinto seco, con invocación a aromas frutales, como la fresa y la granada, y un ligero sabor a caramelo tostado y de cereza negra.

Lo mejor es que puede ser servido con comidas muy informales, así que podremos disfrutar de él con una pizza, una hamburguesa o unos macarrones con queso.