Una pregunta rápida. ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza al escuchar Corea del Norte? Seguramente algo más relacionado con bazas políticas y armas de guerra que con una gastronomía excelente. Pues ve cambiando el chip, porque allí podríamos comer muy bien.

No es una afirmación que demos por sentado nosotros, es que el jefe de la empresa turística Koryo Tours, Simon Cockerell, ha viajado más de 100 veces al país desde el año 2002 y tiene razones más que justificadas para asegurar que la gastronomía norcoreana merece un once sobre diez.

Concretamente, Cockerell comienza su discurso alabando la buena cerveza que se puede consumir en el país y su mejor calidad con respecto a la de la nación vecina, Corea del Sur. La más famosa del norte es Taedonggang, pero debido a las raciones de comida y bebida del país sólo se puede comprar con fichas, algo que limita mucho darla a conocer a otros países.

Otra de las joyas gastronómicas del país es la carne, la cual puede ser maridada de muchas manera y hasta se consume con un toque dulce, un sabor nuevo para la mayoría de países de otros continentes.

En definitiva, lo que viene a decir Cockerell es que la gastronomía del país es bastante rica y su desconocimiento se debe a las estrictas normas que rodean a Corea del Norte, tanto fuera de las fronteras como dentro debido a la racionalización de comida.

Podemos seguir visualizando los platos típicos del país en la cuenta personal de Instagram de Cockerell, @simonkoryo.