Así lo ha asegurado la empresa de comestibles Taedonggang Foodstuff en la capital del país. «Koryo Liquor, hecho con Kaesong Koryo insam [ginseng] de seis años arroz quemado, es todo un descubrimiento puesto que es suave y no causa resaca». Un producto que nos llega, nada más y nada menos que, desde Oriente para convertirse en el nuevo aliado de fiesteros empedernidos.

 

La noticia, publicada por el semanario Pyongyang Times, explica las dos principales características por las que no causa estragos en los que la beben: por un lado el gingseng norcoreano de seis años -posee “milagrosas” propiedades curativas- que es la base del líquido; y por otra, el hecho de sustituir el azúcar común por arroz glutinoso tostado.

Aunque su efectividad está aún por demostrar, estamos convencidos de que sería la solución definitiva a esos monumentales dolores de cabeza que impiden que tú, tus amigos y el resto del mundo puedan ser ‘personas’ después de una buena pachanga.