Malasaña se viste con los mejores platos de la cocina oriental para alegrar, más todavía, esta zona de Madrid tan transitada a través de un espacio muy particular.

Los paladares más exigentes del dim sum ya tienen nuevo templo de peregrinación: Toy Panda. El nuevo local de la calle Espíritu Santo 7, dedicado a servir las mejores especialidades de la cocina cantonesa.

El dim sum, el plato mimado de la cocina china, cuyo origen está en los albores de la Ruta de la Seda, llega a este nuevo local con una receta auténtica, propia de los barrios chinos más originales de grandes ciudades como Nueva York, París, Londres o San Francisco.

Por supuesto, el particular y discreto espacio en blanco y negro cuenta con más especialidades de la misma cultura, como el Xiao Jiao de gambas frescas, el Guotie de cerdo y setas, en versión vegetal, y un sinfín de platos con nuevos sabores, matices y colores.

Además, este restaurante cantonés cuenta con un servicio take away para que ni en los días de más ajetreo tengas que renunciar a un bocado diferente.