Taxi a Manhattan

Las noches de verano se disfrutan mejor en un oasis en pleno corazón financiero, con una copa en mano y una cocina adaptada a los sabores de verano, como la de Taxi a Manhattan, el restaurante más urbanita de Madrid donde saborear la cocina fusión de varias culturas y el juego de texturas de cada plato.

Si eres de los que va a llorar las penas de pasar un verano en el asfalto, la mejor opción siempre es buscar alternativas enriquecedoras que, como en Taxi a Manhattan, te hagan viajar a la ciudad de los rascacielos sin moverte de tu silla, acompañando el viaje de un buen trago y mejor mordisco.

Una experiencia sensorial gastronómica a la que se une la posibilidad de probar sabores tan ligados a barrios neoyorquinos, como la del Soho, los cuales podemos probar de la mano de unas milhojas crujientes de ternera a baja temperatura cocinada en salsa bulldog o lomo de bacalao salvaje de Alaska macerado en miso rojo y terminado al grill.

Los míticos sándwiches de Brooklyn o los costillares americanos también tienen cabida en la carta de Taxi a Manhattan, la cual se puede degustar en su servicio de terraza para vivir, por un ratito, en un auténtico oasis.