A Tamara Falcó la hemos visto crecer, desde ser una niña de la mano de su madre, Isabel Preysler, hasta convertirse en un ‘it girl’ e imagen de marcas de lujo (y ahora casi casi en una ‘chef’). Pero si la moda es una de sus aficiones la cocina es su pasión desde que la descubriera a su paso por MasterChef Celebrity en 2019. Y la hemos vimos volcada en la gastronomía al salir de las clases de la escuela de cocina Le Cordon Bleu.

La marquesa de Griñón esta en una de sus etapas más felices, a pesar de la muerte de su padre, Carlos Falcó, al comienzo de la pandemia. Con una agenda repleta de proyectos como ser colaboradora de televisión, nueva casa de la mano de Kronos Homes y su nuevo amor, Iñigo Onieva, Tamara Falcó aún ha sacado tiempo para desarrollar más sus habilidades culinarias y seguir aprendiendo en Le Cordon Bleu para, quién sabe, llegar a ser chef algún día. 

Con las manos en la masa (o casi…)

Tamara Falcó salía de la prestigiosa escuela vestida con el uniforme de cocina y un tupper con alguna de sus preparaciones. Tamara Falcó estaría acudiendo desde hace unas semanas a un curso en Le Cordon Bleu para convertirse en chef. Después de ver su creatividad en el talent show de TVE y otros programas de cocina estamos seguros de deslumbrara con sus recetas.

Estamos acostumbrados a ver a la marquesa de Griñón con espectaculares outfits tanto casuales como de gala, joyas y peinados perfectos. Sin embargo, al salir de las clases en Le Cordon Bleu Tamara mostró su imagen más natural y relajada con la chaquetilla del uniforme y una coleta desenfadada.

En Tapas estamos deseando ver más de la pasión ‘gastro’ de Tamara Falcó y esperamos  tener la suerte probar alguna de sus creaciones pronto.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta