“Muy felices de anunciar que nos instalamos durante unas semanas en La Tavola del Mandarin Oriental de Barcelona”. Así han dado la noticia en Sartoria Panatieri de su efímero traslado al emblemático hotel barcelonés, donde llevarán lo mejor de su cocina desde hoy y hasta el 27 de noviembre.

“Nuestros embutidos, platos a la brasa como los cogollos con salsa gremolata o el apionabo en tres texturas y, por supuesto, nuestras pizzas, en las cuales abunda el producto de temporada como la calabaza o el tomate”, explican.


De la tierra… a la pizza

El producto, seleccionado al milímetro antes de danzar entre fogones, es el protagonista de su irresistible propuesta: “Cada producto que llega a Sartoria Panatieri ha sido seleccionado entre cientos de ellos que pueden parecer iguales, pero no lo son. Analizamos producto y productores, qué hacen y cómo lo hacen y si están en línea con nuestros principios de sostenibilidad y calidad”.

Desde los tomates hasta las hierbas aromáticas, cada uno de los ingredientes que utilizan cuenta la historia de quién lo hizo posible, y esta filosofía del respeto por el producto llega a su máxima expresión en las pizzas artesanales, creadas con ingredientes de temporada, frescos, orgánicos y de proximidad.

Para Rafa Panatieri y Jorge Sastre, no hay ingrediente o plato, por humilde que parezca, que no tenga detrás elaboraciones complejas, una herencia centenaria y un aprendizaje infinito para llegar a la perfección. “Nuestra formación en la alta cocina y un entorno de alta competencia y perfeccionismo nos han traído hasta aquí”, dicen. Y ahora también les ha hecho recalar en el exclusivo Mandarin Hotel de Barcelona. ¡Buena travesía!

Deja un comentario

Cancelar la respuesta