Madrugón, llamadas, reunión, entregas, recados, un café rápido, dos y tres, otra reunión. Stop. Llegó el momento de parar, siempre hay que hacerlo. Apagar el ordenador, cerrar la agenda y empezar esa otra vida que se despliega tras las obligaciones. Es entonces cuando empieza lo bueno, un momento que abandera, como ningún otro, Royal Bliss con su selección de bebidas delicadas y efervescentes que nos recuerda que lo importante es sacar tiempo para aquello que nos deleita. ‘Apagar’ y desconectar para conectar con aquello que nos hace sentir bien. Porque Royal Bliss no es sólo una gama premium de mixers, es una filosofía de vida, la que nos impulsa a descubrirla llena de momentos gratificantes.

¿Y cuáles son esos momentos? Todos aquellos que nos animan a salir y disfrutar del tardeo para así vivir sensaciones extraordinarias. Algo mucho más fácil de lo que parece. Puede ocurrir cualquier día de la semana, tanto fuera de casa, en compañía de esas personas que tanto te hacen reír, como dentro de ella, ya sea con un encuentro improvisado entre amigos o un rato de relax a solas haciendo lo que más te gusta. Una terraza con vistas a la ciudad, una cita –da igual el tiempo que llevéis juntos­– muy necesaria con tu pareja o asaltar la casa de ese amigo con piscina para montar un bar casero y charlar hasta que se vaya el sol.

El plan está organizado, ahora sólo queda disfrutar el momento. De qué pedir o qué bebida comprar, tampoco hay que preocuparse, porque en cualquiera de las variedades de Royal Bliss encontrarás la respuesta. Y es que la amplia gama abarca todo un despliegue de sabores equilibrados y complejos que despiertan los sentidos. Los hay con matices frutales (Bohemian Berry Sensation), cítricos (Vibrant Yuzu Tonic o Expressive Orange) y botánicos (Creative Tonic Water o Elegant Soda).

Es la hora, la emoción te espera.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta