La pasta a la carbonara la hemos probado (casi) todos y tiene nuestra aprobación, así que al pregunta está en el arroz. ¿Cómo estará la carbonara formando parte de un risotto? Los fogones de TAPAS dicen que delicioso, pero prueba con los tuyos y saca tus propias conclusiones.

Ingredientes:

  • 300g de arroz para risotto.
  • 60g de mantequilla.
  • ½ cebolla.
  • 60g de queso parmesano.
  • 750ml de caldo de verduras o pollo.
  • 3 huevos.
  • 150g de panceta curada.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.

Preparación:

Primero rallamos el queso, pelamos y cortamos la cebolla en dados y cortamos la panceta en tiras. Acto seguido, reservamos.

A continuación calentamos 20 gramos de mantequilla en una cazuela. Cuando se haya derretido añadimos las tiras de panceta y la doramos muy bien removiendo de vez en cuando. Cuando ya esté, retiramos la carne y la reservamos.

En esa misma cazuela incorporamos 20 gramos más de mantequilla y sofreímos la cebolla a fuego bajo hasta que se ablande. Este proceso nos llevará unos quince minutos, aproximadamente. Mientras tanto, calentamos el caldo (de verdura o pollo), que tendrá que estar bien caliente al añadirlo al arroz.

Incorporamos el arroz a la cazuela una vez que la cebolla esté en su punto. Removemos para que se integren ambos ingredientes y cocinamos durante 3 minutos removiendo sin parar.

Añadimos la panceta reservada y comenzamos a añadir el cado. Primero dos cucharadas de caldo (hirviendo) y después el resto mientras removemos.

Todo este proceso nos llevará unos 17 minutos.

Mezclamos en un bol el queso rallado y los huevos, una pizca de pimienta negra molida y sal. Mezclamos todo muy bien.

Cuando el arroz esté listo añadimos a la cazuela el resto de mantequilla que queda (20g), apartamos la cazuela e incorporamos la mezcla de huevos con parmesano.

Volvemos a colocar al fuego durante unos segundos para fusionar sabores y, tras estos segundos, lo retiramos del fuego y servimos caliente el risotto.