Abrió sus puertas el pasado mes de diciembre con una oferta de lo más exquisita, un ambiente cálido y con mini jardín vertical incluido y, desde entonces, no ha parado de recibir visitas. Situado en la calle Velázquez, Ornella pone ahora a disposición de todos los amantes de la cocina napolitana un servicio de take away para que cualquiera pueda seguir saboreando desde el salón de su casa todas y cada una de las pizzas ofertadas en la carta y algún que otro plato caliente. Y ojo, todo ello a través de un packaging de lo más cuidado y en un plazo de 30 mintuos. ¿Qué más se puede pedir?

Podríamos tener el auténtico horno de piedra que tan buen sabor deja en esa masa con queso, jamón y cebolla (mmm, exquisito) pero, ¿por qué no dejarlo en mano de unos profesionales en gastronomía italiana como los chefs del restaurante? Ahora, que si prefieres disfrutar de su típico aperitivo de los martes un domingo o de una tarde de afterwork con los compañeros del trabajo (ideal para desconectar un poco de tanto email y papeleo), también podrás hacerlo a partir del próximo día 24 de abril.